El abogado Aaron Schlossberg recriminó a gritos a los camareros de un restaurante de Manhattan, en Nueva York, que estuvieran hablando en español con los clientes y les amenazó con llamar al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas.

Publicidad

Aaron Schlossberg ha saltado a la fama tras protagonizar un altercado racista en Estados Unidos. Este abogado estadounidense de origen judío, donante de la campaña de Donald Trump, insultó y acosó este miércoles a los clientes y camareros de un restaurante informal de Manhattan, Nueva York, por comunicarse en español.

“Tus empleados están hablando español con los clientes. Cada persona que he oído está hablando en español, él está hablando, él está hablando, ella también y esto es Estados Unidos”, se le oye decir a Schlossberg en un vídeo que grabó uno de los presentes y que se ha convertido en viral.

Su queja era hacia el encargado de un restaurante de la cadena estadounidense Fresh Kitchen en Madison Avenue. Schlossberg esperaba su turno para realizar un pedido cuando prestó atención a una conversación en español que se estaba llevando a cabo cerca de él. El abogado no dio crédito a lo que estaba escuchando y estalló a gritos en medio del establecimiento.

“Si yo pago para que vivan aquí, para que tengan servicio médico, lo mínimo que podrían hacer es hablar inglés”, protestaba Schlossberg, que llegó a asegurar que los trabajadores del local seguramente “fuesen indocumentados”. Además, amenazó con llamar al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

El resto de clientes observaban perplejos la escena. Algunos condenaron los comentarios del abogado recordándole que efectivamente estaban en Estados Unidos y que por ello no era algo inusual escuchar una lengua como el español en sus calles, más aun en una ciudad tan multicultural como Nueva York, donde casi un cuarto de los habitantes hablan en este idioma.

RECOGIDA DE FIRMAS Y MÁS ANTECEDENTES RACISTAS

La Comisión de Derechos Humanos de la ciudad, que investiga la discriminación y el acoso, dijo en un comunicado que estaba “al tanto del asunto”. Y la comisionado de Asuntos de Inmigración, Bitta Mostofi, afirmó en una entrevista que incidentes como este, “son horripilantes, no son comunes y tampoco pertenecen a nuestra ciudad”.

Poco después de que se viralizara el vídeo, se abrió una propuesta para recoger 10.000 firmas que apoyen la petición de su inhabilitación como abogado, la cual ronda ya las 20.000 rúbricas en Change.org.

Pero este no es el primer episodio racista protagonizado por este abogado. A raíz de este último, se han difundido en las redes sociales otros altercados. En uno de ellos, detiene a un hombre blanco por la calle y le dice: “Yo soy ciudadano y tú no. Eres un jodido extranjero feo, así que vete a la mierda”.

Publicidad

Comentarios