Los alcaldes independentistas de l’Ametlla de Mar (Tarragona) y de Argentona (Barcelona), han mostrado en redes cómo trituran los requerimientos del TC, advirtiéndoles de que colaborar con el 1-O es ilegal.

Publicidad

Concretamente, han sido Jordi Gaseni, de ERC, y Eudald Calvo, de la CUP, los que han mostrado en sus cuentas de Twitter cómo han triturado el requerimiento del Constitucional en el que se advertía a todos los alcaldes de localidades de Cataluña que participar y colaborar con el referéndum ilegal es, por ende, ilegal también.

Sin embargo, poco parece importarles a Gaseni y Calvo la posible detención a la que se enfrentarán si colaboran con el 1-O o si no comparecen ante el juez como les exigirá De la Maza, tal y como ha anunciado este miércoles.

Gaseni, alcalde de l’Ametlla de Mar (Tarragona) colgaba un vídeo de 8 segundos en el que mostraba cómo pasaba por la trituradora la orden del TC. “Recibido y archivado el requerimiento del Gobierno de España a la alcaldía de l’Ametlla de Mar”, escribía al lado del vídeo, compartiendo además los hastag del 1-O y etiquetando a AMI (Asociación de los Municipios por la Independencia), a la ANC y a Ómnium.

Por su parte, el alcalde de Argentona, Eudald Calvo, de la CUP, también ha colgado un vídeo de 7 segundos en el que tritura la orden del TC, acompañándolo con la frase: “Ya hemos archivado la advertencia del Gobierno”.

Como ellos, otros alcaldes independentistas han roto el requerimiento. Ente ellos, el edil de Cerdanyola del Vallés (Barcelona), Carles Escolá, de Compromís, que rompió con sus propias manos y a las puertas del Ayuntamiento el documento.

Todos ellos, junto al resto de alcaldes catalanes, se enfrentan a una detención después de que la Fiscalía haya citado como investigados a todos los ediles que apoyan el referéndum. La Fiscalía General del Estado ha cursado así una orden para que se abran diligencias, teniendo cada fiscal jefe de provincia que citar, por medio de la policía judicial, a los alcaldes que apoyen la consulta ilegal.

En caso de que los citados se nieguen a comparecer, el Fiscal General ha dado a los fiscales provinciales de que acuerden su detención, “oficiando a los Mossos como policía judicial para que la lleven a efecto en el plazo más breve posible”.

Publicidad

Comentarios