El Camp Nou volvió a convertirse en escenario de una ‘performance’ política. Las asociaciones separatistas repartieron banderolas amarillas y sacaron pancartas para reclamar la puesta en libertad de los políticos independentistas. Sin embargo, una bandera de España se convirtió en la protagonista de la protesta.

Publicidad

Una parte del Camp Nou se tiñó de amarillo la noche de este jueves para reclamar la libertad del exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras, del exconseller Joaquim Forn y de Jordi Sánchez (Asamblea Nacional Catalana) y Jordi Cuixart (Òmnium Cultural).

El estadio del FC Barcelona se llenó banderolas amarillas y se colgaron además pancartas con los lemas ‘Freedom’ y ‘Llibertat’ durante el partido de Copa del Rey que enfrentó al equipo catalán con el Celta de Vigo y que acabó con goleada azulgrana (5-0).

Simpatizantes de entidades independentistas muestran banderolas por la libertad de los presos
Simpatizantes de entidades independentistas muestran banderolas por la libertad de los presos

REIVINDICACIÓN CON CONSENTIMIENTO DEL CLUB

Antes del partido, ANC, Òmnium Cultural, Plataforma Pro Seleccions Catalanes y Drets, con permiso del club, repartieron 20.000 banderolas por la libertad de los presos independentistas con el objetivo de que los asistentes las desplegaran en el minuto 17.14 del partido, fecha clave para los separatistas como el año histórico en que argumentan que perdieron su independencia y privilegios. Esta acción contaba también con el apoyo del Comitè de Defensa de la República Barça (CDR Barça), creado recientemente.

Sin embargo, en medio de tanto amarillo se coló una bandera de España. Un espectador sacó la enseña rojigualda, que destacó sobremanera entre los mensajes independentistas que poblaban las gradas. La foto que muestra ese momento, de Quique García (EFE), se ha convertido en viral.

Publicidad

Comentarios