Ada Colau ha pegado otro volantazo en su carrera en Barcelona y ha decidido echar al PSC del Gobierno de la ciudad. Aunque intenta justificar su decisión por la aplicación del artículo 155, lo cierto es que se produce antes del 21D y después de la pérdida de apoyos en las encuestas.

Publicidad

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha decidido echar al PSC de su Gobierno después de que las bases de BComú lo acuerden por mayoría. La explicación oficial no es otra que el apoyo de los socialistas a la aplicación del artículo 155 pero la oficiosa está argumentada en la pérdida de apoyos de cara a las elecciones autonómicas del 21D.

La decisión, a mes y medio de los comicios, ha sido impulsada por una Ada Colau que este lunes ofrecía una entrevista en Rac1 en la que pedía “responsabilidad” al resto de partidos para no bloquear la gobernabilidad de Barcelona pero que demostraba una nuevo volantazo hacia el soberanismo.

De hecho, la ruptura del pacto supone saltarse las propias cláusulas que Colau firmó en su día con el PSC. Y es que en mayo de 2016, ambos partidos firmaron un acuerdo que establecía que no se podía romper de ninguna manera por el proceso catalán. Dejaron entonces de lado cualquier asunto al margen de la propia gestión del Ayuntamiento, incluyendo el proceso secesionista. Algo que ahora Colau se ha saltado con su volantazo político.

“Entre Barcelona y la independencia, Colau ha escogido la independencia. Entre la inestabilidad y la estabilidad, ha escogido inestabilidad. Entre un gobierno de izquierdas y doblarse a las exigencias de Trias -Partit Demòcrata- y Bosch -ERC-, ha escogido lo segundo”, dijo Iceta este domingo tras conocer la decisión de las bases de BComú.

La formación, sin embargo, recogía este lunes en varios tuits la entrevista de Colau en Rac1 asegurando que el único motivo de la ruptura había sido la aplicación del artículo 155.

“Todos sabemos que no soy independentista. La decisión de romper el pacto con el PSC tiene que ver con la democracia: el PSC ha avalado el 155”.

“Somos un espacio muy plural, siento orgullo de una organización coherente con sus principios fundacionales”, ha dicho en otro momento Colau.

“Ojalá el PSC hubiera consultado también a sus bases sobre la aplicación del 155”, decía Colau que aunque lideraba el volantazo de su partido, dejaba que fueran los militantes los que decidieran la ruptura del pacto con el PSC.

“El 21D nos proponemos acabar con la política de bloques que tanto dolor ha causado en Cataluña: ni DUI ni 155. Se necesitan mayorías sociales”, decía la alcaldesa de Barcelona y recogía en Twitter su partido.

En diferentes momentos de su entrevista, Colau ha recordado la importancia de la consulta a sus bases y de, según ella, la coherencia al romper el pacto con el PSC, pese a que eso haya significado la ruptura de uno de los puntos clave de ese acuerdo de Gobierno.

Tras romper con los socialistas, eso sí, pedía “responsabilidad” al resto de grupos para poder gobernar Barcelona, asegurando que seguirán buscando diálogo.

“Necesitamos que Barcelona no se bloquee como las otras instituciones. Apelo a la responsabilidad de todos los otros grupos municipales”.

Por último, no ha dudado en “exigir” de nuevo la libertad de “los presos políticos”, de los que ha dicho que tienen que responder “políticamente y no judicialmente”.

Publicidad

Comentarios