El consejo de administración del Grupo Planeta ha decidido que trasladará su domicilio social a Madrid, después de que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, haya dicho en el Parlament que asume que Cataluña debe ser Estado aunque planteando suspenderlo unas semanas para dialogar con el Estado.

Publicidad

Ya el lunes Planeta había avisado de que se irían de Cataluña si se declaraba la independencia por la “inseguridad jurídica” y “para proteger los intereses de sus accionistas, de sus empleados y del proyecto empresarial”. Ahora, tras escuchar a Puigdemont, la decisión está tomada.

Planeta, presidido por José Creuheras, es el primer grupo editorial y de comunicación español de capital familiar que lidera una oferta sobre cultura, formación, información y entretenimiento audiovisual.

Desde la fundación de Editorial Planeta en Barcelona por José Manuel Lara Hernández, en 1949, el grupo se ha convertido en una multinacional con presencia especialmente destacada en España, Francia, Portugal y América Latina.

Lidera el mercado editorial en España y en América Latina, y cuenta con más de 100 sellos editoriales que abarcan todos los géneros literarios y un catálogo de más de 15.000 autores españoles y extranjeros, clásicos y contemporáneos.

La advertencia sobre su marcha era ya una realidad anunciada hace cinco años por su anterior presidente José Manuel Bosch pero no ha tomado visos de realidad hasta después del discurso de Puigdemont.

Cataluña ha visto salir en la última semana las sedes sociales y fiscales de decenas de grandes empresas que temen por su seguridad jurídica. Banco Sabadell, CaixaBank, Fundación La Caixa, Abertis, Catalana Occidente, Naturhouse, Dogi, Gas Natural, Colonial, San Miguel...

Publicidad

Comentarios