Un total de 20 personas han resultado heridas, 16 de ellos agentes de la Policía Nacional, tras los graves disturbios registrados en la noche de este jueves en el barrio madrileño de Lavapiés tras una concentración espontánea por la muerte de un mantero.

Publicidad

Un grupo de más de medio centenar de personas han quemado contenedores y causado desperfectos en el mobiliario urbano en el madrileño barrio de Lavapiés tras la muerte de un mantero senegalés de 35 años cuando intentaba escapar de un control policial, a causa de una parada cardiorrespiratoria.

Las circunstancias del fallecimiento todavía se investigan debido a las diferentes versiones sobre los hechos transmitidas, aunque los compañeros del mantero sostienen que la muerte se produjo después de que fuera perseguido desde la plaza Mayor hasta Lavapiés, donde sufrió el infarto.

El mantero fallecido, Mmame Mbage, de 35 años, no llevaba documentación. Los hechos ocurrieron poco antes de las cinco de la tarde a la altura del número 10 de la calle del Oso, según un portavoz de Emergencias Madrid. A las 16.53 horas se recibió aviso de la presencia de un varón en parada cardiorrespiratoria en esa calle.

Un total de 20 personas han resultado heridas, 16 de ellos agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) de la Policía Nacional, que presentaban contusiones de carácter leve. Además, otras cuatro personas que participaban en las protestas han sufrido heridas de carácter leve. Seis personas, todas españolas y entre ellas una mujer y un menor, fueron detenidas en los disturbios.

Según informan fuentes de la Jefatura Superior de Policía, la intervención de las Unidades de Intervención Policial (UIP) se produjo a partir de las 20:50 horas, tras recibir aviso de la Policía Municipal de Madrid ante la concentración de personas que se estaba produciendo en Lavapiés tras la muerte del joven.

La concentración de personas impedía al furgón que trasladaba el cadáver del joven de nacionalidad senegalesa, identifidado por una red de vecinos de Lavapiés ; y destacan la presencia de “gente con palos” y “alzando barricadas”.

GRAVES DISTURBIOS

La protesta espontánea tras la muerte del mantero en Lavapiés provocó la quema de contenedores y entidades bancarias, la formación de barricadas y daños en el mobiliario urbano. Entre otros incidentes, un incendio en un cajero en la calle Mesón de Paredes causó desperfectos en la fachada del inmueble. En la calle Argumosa también hubo riesgo para las viviendas por un incendio en un contenedor.

También arrancaron papeleras y causaron desperfectos en el mobiliario urbano, así como en diversos vehículos y motocicletas. Ante la posibilidad de incidentes, la mayoría de los comerciantes del barrio decidieron cerrar sus establecimientos, mientras que algunos vecinos, bastante alarmados, se han quejado de la situación de inseguridad, sobre todo, a raíz de la quema de contenedores.

La zona estaba siendo vigilada por varios furgones de antidisturbios de la Policía Nacional. Los congregados les increparon al grito de “asesinos” y “cobardes” y se vivieron momentos de mucha tensión. Haciendo acopio de piedras recogidas en los escombros de una obra cercana, les amenazaron con ellas.

Al lugar se desplazaron varias furgonetas de antidisturbios. También acudieron los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid para sofocar los pequeños incendios provocados por las personas que se iban concentrado en la protesta.

 

REACCIONES POLÍTICAS

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha lamentado la muerte del ciudadano subsahariano y ha asegurado que el Ayuntamiento investigará “a fondo” lo sucedido y actuarán “en consecuencia”.

“Lamento muchísimo la muerte de un ciudadano en Lavapiés”, ha dicho la alcaldesa en referencia al ‘mantero’ que perdía la vida tras sufrir una parada cardiorrespiratoria después de una persecución desde la Plaza Mayor por parte de la Policía Municipal de Madrid, según han confirmado fuentes de la Jefatura Superior de Policía.

“Desde el Ayuntamiento investigaremos a fondo lo sucedido y actuaremos en consecuencia. Toda mi solidaridad con familiares y amigos”, ha señalado la alcaldesa en Twitter, después de los altercados que se vienen produciendo desde finales de esta tarde en el barrio de Lavapiès, con barricadas, cargas policiales y quema de contenedores.

Mientras, la portavoz del Gobierno municipal, Rita Maestre, ha anunciado en Twitter que el Ayuntamiento abrirá una investigación y ha trasladado la solidaridad municipal a los allegados del fallecido.

“Desde el Ayuntamiento investigaremos lo sucedido en Lavapies. Toda nuestra solidaridad con familiares y amigos de Mmame Mbage”, ha escrito desde la red social.

Por su parte, el tercer teniente de alcalde, Mauricio Valiente, también ha lamentado “profundamente” la muerte del “vecino” en Lavapiés y ha mandado sus condolencias a familiares y amigos. “Llevaremos a cabo investigación de lo sucedido para que los hechos se aclaren lo más pronto posible”, ha asegurado.

La portavoz de Unidos Podemos en el Congreso, Irene Montero; y su adjunta Ione Belarra también han lamentado a muerte del mantero y han pedido que se investigue.

“Dolor al conocer la muerte de un vecino de Lavapiés. Queremos abrazar a amig@s, familiares y a un barrio que comparte el dolor. Hay que investigar lo ocurrido y depurar responsabilidades. Y respetar el luto y la tristeza de este barrio digno”, señala en su mensaje Irene Montero.

Belarra, por su parte, expresa “tristeza infinita al saber que ha muerto un compañero mantero en Lavapiés” y envía “un abrazo de corazón a familiares y amigos/as”. “La Policía Nacional no está para castigar a un barrio que sufre por un vecino fallecido, está para proteger. BASTA!”, añade en la red social.

El portavoz del PP en el distrito Centro, Íñigo Henríquez de Luna, ha cargado contra los “radicales antisistema” que están utilizando la “muerte fortuita de un infarto de un mantero senegalés” para “provocar graves disturbios y destrozos” en Lavapiés.

El concejal del PP hace un llamamiento al Gobierno municipal porque cree que el Ayuntamiento “debería aclarar que nada ha tenido que ver la actuación de la Policía Municipal”.

Por su parte, la portavoz municipal de Ciudadanos, Begoña Villacís, ha agradecido a la Policía Municiapl, a la Nacional y a los Bomberos su “trabajo y profesionalidad” en Lavapiés. Además, ha expresado sus condolencias a los familiares y amigos de Mmame Mbage.

Por último, el PSOE ha lamentado la muerte del mantero y ha hecho un “llamamiento a la serenidad y a la confianza en el buen hacer y profesionalidad de Policía Municipal, Bomberos y Samur”.

Publicidad

Comentarios