Investigan un nuevo intento de secuestro de un niño en las inmediaciones de un colegio en la localidad madrileña de Pinto. Se trata del segundo intento fallido de secuestro a un menor, tras el registrado la semana pasada en Las Rozas

Publicidad

Agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil está investigando un intento de secuestro de un niño en la tarde del martes en el entorno de un colegio de la localidad madrileña de de Pinto, según han confirmado a Europa Press fuentes de la Comandancia de Madrid.

Los hechos han ocurrido poco después de las 14 horas, a la salida de clase del Colegio público de Educación Infantil y Primaria ‘Europa’, situado en el número 1 de la calle Grecia de Pinto.

RUBIO, CON BARBA Y COMPLEXIÓN FUERTE

Según datos aportados por el colegio en un comunicado, el autor del intento de rapto sería un hombre de raza blanca, cabello rubio con barba, de complexión fuerte y con acento. Además, vestía una cazadora negra, chándal y zapatillas de deportes.

Con el fin de esclarecer lo ocurrido, el equipo directivo del centro escolar, bajo la tutela de la familia, ha pedido a los padres que esperaban a esa hora a sus hijos a la salida del colegio que se pongan en contacto con la Guardia Civil y la Policía Local si hubieran visto a alguna persona con estos rasgos físicos merodeando por las inmediaciones.

Los padres del pequeño, que estudia Primaria (10-14 años), han formalizado una denuncia en el cuartel de la localidad. Los agentes están investigando el caso tras hablar con el niño, a cuyas palabras dan bastante credibilidad, según las mismas fuentes policiales.

EL CASO DE LAS ROZAS

Se trataría del segundo intento fallido de secuestro a un menor en Madrid, tras el registrado la semana pasada a la salida del colegio privado Logos, en la urbanización Molino de la Hoz de Las Rozas.

El denunciante, un chico de 14 años, aseguró que se trataba de un hombre apoyado en una furgoneta roja, que le invitó a subirse al coche para llevarle con su madre. Ésta le acababa de dejar en la puerta del centro escolar pero el chico salió porque se había dado cuenta de que se había dejado olvidado un libro en el coche de su madre. Fue entonces cuando le abordó.

Publicidad

Comentarios