El Tribunal Supremo ha cargado contra la “falta de compromiso” de la justicia de Bélgica al no entregar a los exconsejeros fugados.

Publicidad

Este miércoles, la justicia de Bélgica rechazaba entregar a España a los exconsejeros huidos Toni Comín, Meritxell Serret y Lluís Puig. El tribunal belga consideraba que la euroorden del juez Llarena no cumple con los requisitos de la tramitación. Ahora, el Tribunal Supremo español carga contra Bélgica por su “falta de compromiso”.

El alto tribunal está pendiente aún de recibir la resolución para estudiarla. Pero aseguran no compartir la motivación por la que se deniega la entrega. “Podría interpretarse como una ausencia de compromiso con prestar la colaboración judicial pedida”, dicen.

Desde el Supremo se explica que “solo el desconocimiento de nuestro ordenamiento jurídico” podría llevar a esa resolución. “Pese a la explicación dada”, añaden.

La Fiscalía belga solicitó al juez Llarena en abril información complementaria a la euroorden dictada en marzo. Bélgica avisaba entonces de que faltaba la orden de detención nacional. El juez español explicaba que el auto de procesamiento en el que se basa la euroorden refleja su decisión de no modificar la orden de prisión. Una orden emitida el 3 de noviembre del pasado año.

El magistrado del Supremo explica también que la Fiscalía solicitaba cumplir la medida cautelar de prisión provisional.

Publicidad

Comentarios