Ver para aprender. Es una de las máximas de los expertos en salud en estos inicios de curso. Y es que los problemas visuales de los niños son, en la mayoría de casos, origen de malas notas y fracaso en los estudios. Con la vuelta al cole, repasamos los 5 signos que pueden ayudar a detectar este tipo de problemas.

Publicidad

En ocasiones, los problemas visuales de los niños son el origen de problemas de mayor calado como el fracaso escolar. La vergüenza, en muchos casos, de decir que no se ve bien, impide a muchos de los escolares detectar el problema a tiempo y ponerle solución.

Por eso, y con la vuelta al cole ya a pleno rendimiento, repasamos los 5 signos de sospecha que pueden ayudar a detectar problemas en la visión de un niño y que los expertos ópticos han compartido en Twitter junto a la campaña Ver para Aprender.

  1. El primero de los signos para saber si hay un problema visual es si al niño le escuecen los ojos, le lloran o se le enrojecen.
  2. El niño necesita cerrar un ojo o tapárselo para leer. Algo que no es habitual y mucho menos normal si no se tienen problemas de visión.
  3. Es importante observar también al niño cuando lee, ya que otro de los signos que pueden ayudar a detectar problemas visuales es que se salten palabras, cambien de línea o señalen el texto con el dedo.
  4. Si el niño se cansa con facilidad, se distrae rápidamente y se levanta constantemente al hacer los deberes, también puede ser debido a problemas de visión.
  5. Si no le gusta hacer deporte o le cuesta subirse a los sitios, también puede ser síntoma de problemas visuales.
Publicidad

Comentarios