Oprah Winfrey puso en pie al mundo entero con su discurso en los Globos de Oro. La presentadora y actriz recogió el galardón especial y aprovechó para luchar contra el acoso y los “hombres poderosos y brutales”.

Publicidad

Los Globos de Oro han tenido que esperar 75 ediciones para dar el premio especial a una mujer negra. Oprah Winfrey recibía el Cecil B. de Mille y supo sacarle partido. Era la única de la gala que sabía que subiría al escenario a recoger un galardón y quiso hacerlo con fuerza y contundente.

La presentadora ofreció un discurso que puso en pie a todos los asistentes pero también a todo el mundo que ha visto su intervención. En Twitter, su nombre es uno de los más repetidos. Y su discurso en YouTube acumula miles de reproducciones.

Fue la actriz Reese Whiterspoon quien entregó el premio especial. Oprah tenía muy claro su mensaje. La presentadora quería luchar contra “los hombres poderosos y brutales” que han dominado el mundo durante mucho tiempo. “Su momento ha llegado. Se acabó el tiempo”, dijo.

Vestida de negro, como mandaba la iniciativa contra el acoso, Oprah fue reconocida como un “ejemplo a seguir para mujeres y jóvenes”. Además, los Globos de Oro destacaron de ella que es una “de las mujeres más influyentes de nuestro tiempo”.

Oprah Winfrey comenzó su discurso recordando cómo vio, siendo una niña, que Sidney Poitier se llevaba el Oscar. “Soy consciente de que habrá alguna niña viendo ahora como yo me convierto en la primera mujer negra en recibir este premio”, decía. Por eso, a ellas dedicó su premio. También a las mujeres que han alzado su voz contra los abusos y las injusticias.

Quiso homenajear a Recy Taylor, una mujer negra que murió hace unos días. En 1944 fue secuestrada, violada y abandonada por seis hombres blancos. Nunca fueron condenados.

Agradeció el trabajo de la prensa que ha sacado estos casos a la luz. Estoy “inspirada y orgullosa por las mujeres que se han sentido empoderadas para hablar de sus experiencias”.

En concreto, además, de las que han hablado en Hollywood de los abusos sexuales. Quiso aplaudir a aquellas que han aguantado “años de acosa y maltrato porque tenía hijos que alimentar, facturas que pagar y sueños que hacer realidad”. 

“Tenemos por delante un nuevo día y cuando finalmente amanezca ese nuevo día será gracias a muchas mujeres, muchas de las cuales están en esta sala, y muchos magníficos hombres que van a luchar unidos para garantizar que se llegue el momento en el que nadie tenga que decir, nunca más, ‘yo también'”, terminaba. Oprah recordaba así el lema de esta lucha contra los abusos, #metoo. También se mostraba esperanzada en la capacidad para ganar la guerra.

Su discurso puso en pie a todo el mundo. En la gala de los Globos de Oro pero también a todos los que la siguieron. En Twitter, su nombre es trending topic. Son muchos los que han recogido parte de su discurso que duraba casi 9 minutos.

 

Publicidad

Comentarios