El divorcio inesperado del ex jugador del Barça Pedro Rodríguez, conocido también como Pedrito, ha dejado hasta 5 sorpresas. Desde la confirmación de su exmujer a las fotos que han propiciado el anuncio.

Publicidad

Jugador del Chelsea desde agosto de 2015, Pedrito llevaba una vida tranquila en Londres, alejado de la prensa española y los medios del corazón, donde salvo en contadas ocasiones, prácticamente no aparecía. Y es que el futbolista podía presumir de una familia y pareja estable. Hasta ahora.

Quizá por eso, su divorcio ha sido toda una noticia ‘bomba’ en Inglaterra especialmente, donde no se ha escapado de los paparazzi.

Ha sido su ya ex mujer la que ha tenido que salir al paso de los rumores tras ver en unas fotos a Pedro besando a otra chica. Fue el diario ‘The Sun’ el que compartía las imágenes del jugador paseando de la mano con una mujer que no era Carolina Martín, su pareja oficial desde hacía ya doce años.

Pero el divorcio en sí no ha sido lo único inesperado, por lo que repasamos las 5 sorpresas que ha deparado la separación del jugador.

La primera es el divorcio en sí, tras doce años de relación. Pedro y Carolina se casaban en junio de 2015 en Cabrera de Mar, una ciudad costera cercana a Barcelona, donde la pareja llevaba años conviviendo, aprovechando que el jugador formaba parte de la plantilla del Barcelona. Curiosamente, sólo dos meses después se marchaban a Londres para empezar una nueva vida de casados y en un nuevo equipo, además de nueva ciudad y país. La romántica ceremonia unía al jugador con Carolina, una contable nacida en Granollers (Barcelona) y a quien había conocido diez años antes.

Una década de noviazgo, varios años de convivencia y un hijo en común, -pues en  2013 había nacido el primogénito de la pareja, Bryan-, parecían suficientes para augurar un gran éxito al matrimonio. Sin embargo, nada más lejos de la realidad.

La segunda sorpresa, primera en la historia pública, llegaba con la publicación de unas fotos que comprometían a Pedro. El jugador aparecía besando a otra mujer, con la que paseaba por la calle de la mano. ‘The Sun’ publicaba las instantáneas y varias cuentas de Twitter se hacían eco de ellas.

Cuando muchos pensaban que seguía feliz en su matrimonio, lo cierto es que Pedro estaba ya en trámites de divorcio y con nueva novia del brazo.

Algo que llevaba a la tercera sorpresa para muchos, el nacimiento de su tercer hijo. Si con el primero y el segundo, Pedro y Carolina anunciaron sus llegadas a través de redes sociales, al tercero lo mantenían casi en secreto. El jugador evitaba poner ninguna foto en sus redes, pero Carolina sí decidía anunciar el nacimiento de su hijo pequeño comparando una imagen suya con las de sus hermanos. Ni una mención, eso sí, al jugador.

El pequeño nacía a primeros de septiembre y llevará por nombre Marc. El pequeño se suma a Bryan, que nació en 2013, y a Kyle, que nació en 2016. Su madre reconocía que aunque no será fácil, ellos le darán la fuerza necesaria.

La tercera de las sorpresas del propio divorcio era la confirmación en sí misma. Era Carolina la que tomaba las riendas en Instagram y, junto a una foto de sus tres hijos, anunciaba que el matrimonio estaba deshecho desde hacía tiempo. “Pusimos fin a nuestro matrimonio hace unos meses”, decía Carolina, quien ha pedido respeto máximo para sus hijos y terminaba deseando “lo mejor” a Pedro.

Por el contrario, y como quinta sorpresa de la noticia, el propio silencio de Pedro Rodríguez. El jugador no ha compartido ni el nacimiento de su tercer hijo, -en Twitter dejó de escribir entre el 5 y el 12 de septiembre-, ni mucho menos su divorcio, dejando que sea su ya exmujer la encargada de dar la cara.

Publicidad

Comentarios