Meghan Markle ya tiene padrino sustituto de emergencia. El príncipe Carlos será quien acompañe a la novia de su hijo hasta el altar. Así lo han anunciado en redes sociales la Casa Real inglesa.

Publicidad

Después de confirmar que su padre no estaría en la boda, Meghan Markle ha resuelto el misterio del padrino. La exactriz ya tiene sustituto de emergencia. Y no es otro que su futuro suegro, el príncipe Carlos. Tanto Kensington Palace como Clarence House han compartido en Twitter el anuncio en forma de comunicado.

“La señorita Meghan Markle le ha pedido al príncipe de Gales que la acompañe hasta el altar de la capilla de San Jorge el día de su boda. El príncipe de Gales está complacido de dar la bienvenida a la familia a la señorita Meghan Markle de esta forma”.

Sorpresa

La elección del príncipe Carlos, aunque quizá lógica, ha sido toda una sorpresa. Muchas eran las quinielas sobre quién acompañaría a Meghan al altar como padrino. Pero nadie incluía a su futuro suegro entre los candidatos.

Tras confirmarse la ausencia de su padre, Thomas Markle, todas las miradas se dirigieron a su madre, Doria Ragland. Algo que hubiera roto todas las tradiciones pero que entraría dentro de lo esperado. Y es que Meghan ha querido darle protagonismo a su progenitora desde el principio. Entre otras cosas, porque le acompañará en el coche hasta Windsor.

No sería además la primera vez que una novia real británica llegara al altar del brazo de su madre. La mismísima Reina Victoria acompañó a dos de sus hijos, Helena y Beatrice, en sus respectivas bodas tras la muerte de su marido.

Entre el resto de opciones estaba la de recorrer sola el pasillo o que el novio la esperara en la puerta y lo hicieran juntos. Ambas opciones eran bastante inusuales.

Ahora Meghan no tendrá que preocuparse ya que el príncipe Carlos es ya oficialmente el padrino sustituto de emergencia que la llevará hasta el altar.

Publicidad

Comentarios