El cantante catalán Sergio Dalma también tiene algo que decir sobre Cataluña. El artista pasó por ‘El Hormiguero’ y no dudó en hacer una reflexión muy aplaudida y sosegada del conflicto catalán.

Publicidad

Aunque Sergio Dalma iba a presentar su nuevo trabajo, ‘Amar después de amar’, parte de la entrevista giró en torno a Cataluña. En mitad de la crispación que se vive en toda España tras el referéndum ilegal, el tono calmado y reflexivo del artista llamó la atención de muchos.

Oriundo de Sabadell (Barcelona), Dalma dio un discurso de casi dos minutos durante los cuales Pablo Motos apenas le interrumpió. Y es que el cantante puso toda la sensatez posible encima de la mesa y se quejó del abandono que sufre el pueblo por parte de los políticos. Además, aseguró tener aún esperanza para el entendimiento.

Su intervención acabó con una gran ovación por parte del público y con aplausos en Twitter, donde los mensajes al respecto fueron muchos.

Dalma mostró su preocupación por no saber “cuál es el final que nos depara”. Tras mostrar su desacuerdo con la actuación policial, pese a estar dentro de la legalidad, el cantante cargó contra los políticos porque “al final la responsabilidad” es de ellos. “Nosotros votamos a los políticos para que dialoguen, para que lleguen a acuerdos, para que al final nosotros podamos vivir en libertad y en democracia”, dijo, antes de asegurar que “lo que me jode es esto, que al final se ha llegado a un punto en el que lo que pretenden ellos es presionar a la gente para salir a la calle, para que reciban, y echar a al gente a los pies de los caballos”.

“En Cataluña, por ejemplo, ha pasado ahora que hay familias enfrentadas, en la misma familia, España está enfrentada. Cuando ocurre algo a nivel mundial, España es uno de los países más solidarios, ¿y no vamos a saber ser solidarios aquí en España entre nosotros? Hay que saber buscar ese diálogo, hay que saber convivir entre todos: el independentista con el que no lo es, el de izquierdas, el de derechas… Yo pienso que lo vamos a saber hacer. Yo quiero ser optimista, de verdad”, terminaba un Sergio Dalma que, segundos antes, dejaba claro que “yo no soy independentista”.

Publicidad

Comentarios