El Gobierno ha aprobado este martes en el Consejo de Ministros ayudas de 76 millones de euros para la Cultura. Se trata de «apoyar y defender» al sector, que había pedido también que se les tuviera en cuenta.

Las pérdidas económicas en el mundo de la Cultura son cuantiosas. Museos, teatros, cines o salas de exposiciones permanecen cerradas y, además, serán de los últimos en abrir. La crisis del Covid-19 les hará volver en otras condiciones y son muchos los miembros del sector que habían pedido ayudas al Gobierno. Por eso, el Consejo de Ministros ha aprobado ahora un paquete de 76 millones de euros destinados al sector.

El Gobierno ha dado así luz verde a un Real Decreto-Ley con el que pretende «apoyar y defender» al mundo de la Cultura. Así lo ha anunciado la portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, en rueda de prensa.

La medida contempla alrededor de 76 millones de euros en ayudas. Irán destinadas al sector cultura y a la financiación de empresas culturales. También recoge medidas fiscales, acceso extraordinario a prestación por desempleo, cambios es los requisitos que optan a ayudas y que podrán estrenarse en plataformas o el incremento en el porcentaje de derechos de autor para la acción asistencial.

El ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes, ha señalado que es un «decreto muy pensado». Y es que es «justo».»Tiene todas las dimensiones que debe tener para proteger a un sector fundamental» del país, ha dicho. «No solo desde el punto de vista industrial, sino de valores y significado que tiene en el estado de derecho», añadía el ministro.

Tercer aval ICO

A su vez, y tras las ayudas al sector de la Cultura, el Gobierno ha aprobado también el tercer tramo de avales para empresas por parte del ICO. Tendrá un importe total de 24.500 millones de euros.

María Jesús Montero ha explicado que las entidades bancarias no podrán cargar ningún coste financiero sobre importes no dispuestos por el cliente. Da respuesta así a las quejas de algunas empresas, que denunciaban ciertas cuestiones. «Vamos sujetando las líneas a vigilancia y reforzando algunas cuestiones», ha dicho Montero.

Este tercer tramo de la línea ICO está destinado a conceder créditos. Y el 50% del importe total irá a parar a una financiación de pymes y autónomos. El otro 50% restante será para las empresas grandes.

De esta manera, de los 60.000 millones aprobados en los tres tramos, se reservarán 40.000 para pymes y autónomos. Y 20.000 para el resto de empresas.

Comentarios