El Mundial de 2030 podría celebrarse en España, Marruecos y Portugal. Una triple candidatura que permitiría por primera vez vivir un campeonato en dos continentes diferentes. Y hay motivos para creer. La Federación ya se postula ante FIFA como una de las anfitrionas para la XXIV edición.

Publicidad
La selección italiana celebra su 3º Mundial. (Santiago Bernabéu, Madrid).
La selección italiana celebra su 3º Mundial (Santiago Bernabéu, Madrid)

1982, Italia y “Naranjito”. Tres recuerdos hilados por un Mundial. Aquel campeonato se celebró en España donde Italia goleó a la antigua Alemania Federal (3-1) logrando su tercera estrella.

La Copa del Mundo se alzó al cielo de Madrid.

Ahora, después de 36 años, se puede soñar con un nuevo Mundial en España. Aunque no en solitario, ya que Marruecos y Portugal serían también co-organizadores. España quiere volver a ser sede del mejor campeonato internacional del deporte rey.

Pero esta vez no sería un Mundial puramente español. Pedro Sánchez ha ofrecido presentar una candidatura conjunta con Portugal al primer ministro marroquí, Saadedín Al Othmani y al Rey Mohamed VI. Tras la reunión celebrada en Rabat (Marrucecos), la iniciativa ha sido acogida de manera favorable por la autoridades marroquíes.

Después, en un acto celebrado en Valladolid, la coalición Hispano-Lusa ha quedado forjada. Sánchez y su homólogo portugués, Antonio Costa, confirmaron que van a trabajar en una candidatura conjunta con Marruecos para organizar el Mundial 2030.

Ambos mandatarios trasladaron la responsabilidad a las Federaciones de ambos países. “Es a ellas a quién les toca materializar un proyecto enormemente positivo”, añadió Sánchez.

Luis Rubiales, presidente de la RFEF (Real Federación Española De Fútbol) ya se ha pronunciado. Cree que el fútbol español necesita un acontecimiento de tal envergadura para así reformar estadios y mejorar las condiciones de disputa que merecen los partidos de élite.

Quizás todo surgiera tras la reunión que se produjo en el Palacio de la Moncloa según informo la Cadena Ser. Allí se pudo gestar dicha propuesta donde el presidente del Gobierno y los presidentes de la Federación Española y de la FIFA, Gianni Infantino se personaron el pasado mes de septiembre.

Posibles rivales

La de España, Marruecos y Portugal no es la única candidatura. Hay otras rivales con enorme peso como la de Reino Unido junto a Irlanda, favorita de la UEFA; o la de Argentina, Uruguay y Paraguay.

¿Por qué España?

Por dominar el planeta fútbol durante seis largos años con las victorias en la Eurocopa 2008, Mundial 2010 y Eurocopa 2012. También por enamorar con una filosofía que pasará a la historia.

Además, cuenta con estadios a la altura de semejante acontecimiento como el Santiago Bernabéu, Camp Nou o el Wanda Metropolitano. Por ser el país donde se disputa una de las mejores ligas del mundo. Y porque muchos desean quitarse ‘la espina’ de no poder albergar un gran acontecimiento deportivo. El triple fracaso en los Juegos Olímpicos aún retumban en el COI (Comité Olímpico Internacional).

Las razones de Portugal

Ser el campeón de la última Eurocopa en Francia le otorga un reconocimiento que nunca hasta ahora había tenido. Por poseer al que para muchos es el mejor jugador de la historia, Cristiano Ronaldo. Máximo goleador histórico de la UEFA Champions League con 121 tantos. Cinco balones de oro le avalan.

Los motivos de Marruecos

Porque el que “la persigue la consigue”. Ya compitió por la organización del campeonato de 2026, que finalmente se celebrará en EEUU, México y Canadá. Este sería su sexto intento de albergar un Mundial de Fútbol.

Todo está por ver, de momento, la maquinaria ya está en marcha. Hay licencia para soñar.

Publicidad

Comentarios