La muerte de Kobe Bryant se suma a una larga lista de trágicos fallecimientos en el mundo del baloncesto. Desde accidentes de tráfico como los de Fernando Martín o Petrovic a sobredosis o enfermedades.

Publicidad

Kobe Bryant moría este domingo tras un accidente de helicóptero. Tenía 41 años y estaba retirado del baloncesto profesional desde 2016. Considerado el heredero natural de Michael Jordan y convertido en leyenda de la NBA, el exjugador pasaba a formar parte, además, de una trágica lista de muertes de baloncestistas. Una en la que está Fernando Martín o Petrovic entre otros.

Sin duda, la muerte de Bryant golpeaba al mundo entero. Se marchaba uno de los grandes deportistas de todos los tiempos. Algo que le había sucedido a muchos antes que a él.

Fernando Martín

Sin duda, en España la muerte de Fernando Martín fue un duro golpe. El que fuera pívot del Real Madrid se convertía en el primer español en jugar en la NBA y en el primer jugador europeo de formación no universitaria en ser fichado por un equipo de la liga americana.

Falleció el 3 de diciembre de 1989 en un accidente de tráfico en la M30 madrileña. Conducía un Lancia Thema y se dirigía a presenciar un partido entre el Real Madrid y el Zaragoza. Él no podía jugar porque estaba lesionado. El exceso de velocidad en una incorporación le hizo perder el control del coche. Invadió el carril contrario y chocó contra otro vehículo. Tenía tan solo 27 años.

Drazen Petrovic

Falleció en la cima de su carrera. Fue el 7 de junio de 1993 y, como Fernando Martín, en accidente de tráfico. Regresaba a Croacia para unirse a la selección. El coche lo conducía su novia, que solo resultó herida, igual que la amiga que les acompañaba. Petrovic iba durmiendo el asiento del copiloto.

Su coche se estrelló contra una camión que acababa de realizar una rápida maniobra para evitar a otro coche. Petrovic tenía 28 años.

Habí triunfado en su país y en España con la camiseta del Real Madrid. Tras un difícil aterrizaje en la NBA, terminó por ser una estrella allí. Los Nets retiraron su camiseta con el número 3 tras su fallecimiento.

Len Bias

Alero estadounidense tenía ante sí un futuro espléndido. Tras una excelente carrera universitaria, fue elegido segundo del draft en junio de 1986.

Menos de dos días días, era hallado muerto por culpa de una sobredosis de cocaína después de una larga noche celebrando la elección del draft con sus mejores amigos. La pureza de la droga (del 98%) y el hecho de que no fuera consumidor habitual se unieron para acabar con su vida a los 22 años de edad.

Bison Dele

Jugador de primer nivel de la NBA en los años 90, se retiró en 1999 con tan solo 30 años. Renunció por ello a más de 35 millones de dólares que le faltaban por cobrar de su contrato.

Junto a su novia se fue a navegar por el Pacífico Sur con su catamarán. En julio de 2002, su hermano se unió a una de sus travesías y ni Bison ni su novia fueron vistos ya con vida. Al parecer, su hermano asesinó a la pareja y después falsificó la firma de Bison para robarle 150.000 dólares.

Manute Bol

Falleció por causas naturales con tan solo 47 años. Los golpes que le dio la vida hasta entonces ayudaron al fatal desenlace. Medía 2,31 metros y fue durante un tiempo el jugador más alto de la historia de la NBA. El sudanés ganó mucho dinero pero le duraba poco.

El mantenimiento de su amplia familia y su apoyo económico a los rebeldes de Sudán le llevaron a la bancarrota muchas veces. Se divorció, sus casas fueron embargadas y vivió casi en la pobreza.

En 2004 sufrió un grave accidente de tráfico y aunque se recuperó, una enfermedad renal acabó con su vida en junio de 2010.

Lorenzen Wright

Compañero de Pau Gasol en Memphis, fue encontrado muerto con disparos en un bosque cercano a la ciudad en julio de 2010. Su familia había denunciado su desaparición seis días antes. Cuatro días antes de eso, había visitado a su exmujer en Collierville (Tennessee). El caso sigue sin resolverse.

En España se le conoció como ‘Alitas de pollo’, el mote que le puso el desaparecido periodista Andrés Montes, debido a la cadena de restaurantes de este tipo que tenía el jugador.

Mel Turpin

Llegó a Zaragoza procedente de los Utah Jazz en 1988. Su poder debajo de los aros le hizo famoso en España, donde solo estuvo un año. Después, volvió a la NBA. Sus problemas de sobrepeso le hicieron retirarse con tan solo 30 años.

Comenzó entonces a trabajar como guardia de seguridad. Estuvo diez años, hasta que en julio de 2010 se suicidó con un disparo. Tenía 49 años.

Matt White

Al pívot, que jugó en España varias temporadas, le asesinó su mujer, una española a la que conoció en Valladolid. Le mató mientras estaba dormido, clavándole un cuchillo en el cuello.

Después, le acusaría ante la policía de haberle pillado mirando pornografía infantil en Internet.

Jackson Vroman

Exjugador del Girona y del Gran Canaria, apareció muerto en junio de 2015. Su cuerpo flotaba sin vida en la piscina de su casa de Los Ángeles. Tenía 34 años y todo apunta a un accidente por culpa de un resbalón.

Había jugado en la NBA y en España pero también en Irán, China, Corea, Filipinas, Lituania y Puerto Rico.

Lalo García

El eterno capitán del Valladolid aparecía muerto el 31 de marzo de 2015 en el río Pisuerga. Tenía 43 años y aparentemente su muerte fue un suicidio.

Había abandonado su casa el día 4 para dar un paseo. Su familia denunció la desaparición al día siguiente. Se puso en marcha una intensa búsqueda que terminó de la peor manera.

Tras retirarse del baloncesto había comenzado a trabajar como comercial en la estafa piramidal del Fórum Filatélico. Algo que le arruinó a él y a muchos de sus conocidos. A raíz de aquello, entró en depresión.

Publicidad

Comentarios