La política se coló en el Gran Premio de España de Fórmula 1 celebrado en el circuito de Montmeló. Fernando Alonso y Carlos Sainz presumieron de bandera española después de mostrar su incomodidad con los pitos al himno y con una versión extendida de ‘Els Segadors’.

Publicidad

Fernando Alonso y Carlos Sainz celebraron a lo grande el haber terminado en la zona de puntos el Gran Premio de España, disputado este fin de semana en el circuito catalán de Montmeló. Tanto el asturiano como el madrileño, una vez cruzada la línea de meta en los puestos octavo y séptimo, dieron la vuelta de homenaje agitando la bandera española desde sus monoplazas.

Pese a acabar lejos de los equipos más poderosos de la parrilla, que incluso les doblaron sobre la pista, el piloto de McLaren y el de Renault disfrutaron de esta cita del Mundial de Fórmula 1 en su país, acompañados de un buen número de aficionados nacionales.

Tras la vuelta saludando a los seguidores que abarrotaban las gradas de Montmeló Alonso y Sainz se colgaron las bandera al cuello durante su paseo por el ‘paddock’. Ambos estuvieron presentes más tarde en el ‘set’ del canal oficial de Fórmula 1 (de difusión mundial) para ser entrevistados. Sainz se envolvió la bandera a los hombros, y Alonso se la ató a la cintura. Al terminar la entrevista, y para sorpresa del entrevistador, Sainz y Alonso se subieron a la mesa del ‘estudio’ como guinda a su manifestación de orgullo español para posar con la bandera y fotografiarse con ella en todas direcciones durante un buen rato.

INCOMODIDAD CON ‘ELS SEGADORS’

Este gesto de alonso y Sainz se produjo después de que ambos mostraron cierta incomodidad con lo ocurrido antes de la carrera. Estaba a punto de sonar el himno español cuando un grupo desplegó en la tribuna de la recta principal una pancarta aludiendo a la República catalana. Comenzó a sonar y también un pequeño grupo de espectadores se puso a silbarlo. Otros, en la tribuna, intentaron contrarrestarles.

Carlos Sainz se sintió molesto con quienes faltaban al respeto al himno español y con un gesto animó a aquellos que pedían ese respeto. La pancarta se mantuvo un rato en la recta hasta que fue retirada.

Normalmente, solo el himno del país anfitrión suena en cada gran premio de Fórmula 1. Pero los organizadores también hicieron sonar ‘Els Segadors’. Una versión de casi dos minutos, frente a la versión corta del himno español. Fernando Alonso, a partir de cierto momento, no ocultó cierta incomodidad y rompió por un momento las fila de los pilotos para abandonar su posición, aunque volvió a su sitio. A los dos españoles les sobremanera el cariz político que tomó la ceremonia en el Circuit de Barcelona-Catalunya.

Publicidad

Comentarios