El joven Andreas Pérez no ha superado el accidente que sufrió este pasado domingo en Montmeló. La muerte del piloto, de 14 años, conmocionaba a Twitter, donde su equipo daba a conocer el fatal desenlace.

Publicidad

El equipo Reale Avintia Academy y el Consejo Superior de Deportes anunciaba este lunes la muerte del piloto español Andreas Pérez. Con tan sólo 14 años, el joven perdía la vida tras sufrir un accidente en Montmeló este pasado domingo. El piloto competía en el Mundial Júnior de Moto 3 cuando cayó al suelo en mitad del grupo y fue arrollado por varios pilotos.

En Twitter, la noticia conmocionaba a los usuarios. La juventud del piloto, sobre todo, hacía que muchos quedasen impactados. La mayoría enviaba sus condolencias a la familia. También al mundo del motociclismo, que se tiñe de luto una vez más. Había quien recordaba sus victorias y quien le describía como uno de los pilotos emergentes.

También había quien se preguntaba si con 14 años se puede participar en este tipo de carreras.

El piloto Álvaro Bautista ha sido de los primeros en el mundo del motor en dar su pésame a la familia de Andreas Pérez.

Conmocionado también Pedro Sánchez, que enviaba su mensaje a través de su perfil. El presidente del Gobierno aseguraba que no había consuelo para “la pérdida de alguien tan joven”.

Una caída mortal

La muerte de Andreas Pérez llegaba tras varias horas en estado crítico. Lesiones cerebrales que se produjeron tras caer en carrera. Aunque fue atendido de inmediato en la pista de Montmeló, entró ya en muerte cerebral en el hospital Sant Pau de Barcelona.

Pese a que su corazón seguía latiendo y sus constantes vitales eran correctas, no pudo superar los daños cerebrales.

El joven piloto era uno de los más prometedores del Mundial Júnior. Se cayó en mitad del pelotón, en la curva 5 del circuito. Varios pilotos que iban por detrás de él no pudieron evitar chocar contra él o pasarle por encima.

Tercer accidente mortal

El fallecimiento de Pérez es el tercer accidente mortal en Montmeló en los últimos dos años. El 3 de junio de 2016 el mallorquín Luis Salom, en la categoría de Moto2, fallecía tras ser golpeado por su propia moto. El joven rodaba por las escapatorias de la curva 12 en paralelo a su Kalex. La mala suerte hizo que cuando la moto chocó contra el muro de protecciones rebotó y le hirió mortalmente.

También falleció Enric Saurí el 8 de julio de 2017, en las 24 horas de Catalunya. Se salió incomprensiblemente de la pista en la primera curva e impactó de forma violenta contra las protecciones.

Publicidad

Comentarios