Al grito de #Bartomeudimisión, los culés han pedido en Twitter de manera masiva la cabeza del presidente del Barcelona, Josep María Bartomeu. Su ridículo en el mercado de fichajes le ha puesto en la diana de los aficionados del Barça, hartos de la actual directiva.

Publicidad

El mercado de fichajes se cerraba este sábado a las 00:00 horas sin ningún movimiento de última hora del Barcelona. Los culés, que han perdido a Neymar y se han reforzado con Semedo, Paulinho, Dembélé y Deulofeu, siendo el tercero el fichaje más caro de la historia del Barcelona y el segundo del mundo, después precisamente del brasileño Neymar. El ridículo culé intentando fichar a jugadores como Coutinho o Di María, que les decían repetidas veces que ‘no’ ha puesto a la directiva y, sobre todo a Bartomeu, en el punto de mira.

En Twitter, los mensajes pidiendo su dimisión se multiplicaban, convirtiéndose el hastag #Bartomeudimision en uno de los más repetidos y, por tanto, trending topic.

Entre los tuits, los que pedían la vuelta de hombres como Laporta al sillón de presidencia del Barcelona, los que aseguraban que la caída a los infiernos del Barcelona en los fichajes se debía a la detención de Ángel María Villar (demostrándose así supuestamente el llamado ‘Villarato’ a favor de los culés) o quienes simplemente destacaban el ridículo que habían hecho en el club. No sólo por no conseguir jugadores de renombre sino por haber negado en varias ocasiones la marcha de Neymar y ver cómo el jugador se iba y encima sin buenas palabras para ellos.

Muchos se reían también de los intentos del Barcelona por fichar a Coutinho, quien finalmente decía ‘no’ a Bartomeu, a quien se le escapaba otro gran fichaje de las manos.

Otros muchos culés asumen en sus mensajes que este año no podrán hacer mucho ante un Real Madrid imparable y bien reforzado, con pocos fichajes pero estudiados y con una plantilla que puede dar para mucho.

Incluso, hay quien ya vaticina que en un equipo así, Leo Messi no durará más tiempo y acabará marchándose a otro club a fin de volver a ganar títulos.

 

Publicidad

Comentarios