Arabia Saudí ha vetado al Gobierno de España en la inauguración del Ave a La Meca. Aunque con factura española, no pudo haber representantes españoles a petición del país saudí.

Publicidad

Las autoridades de Arabia Saudí vetaron a los cargos españoles en la pasada inauguración del Ave a La Meca. La gran apertura tuvo lugar el pasado 25 de septiembre pero ningún miembro del Gobierno de España pudo asistir a la misma.

Según confirma ‘El Mundo’, Arabia Saudí se encargó de vetar y dejar claro que no quería representantes españoles en la inauguración. Un acto que presidieron el rey Salman Bin Abdelaziz y el príncipe heredero, Mohammad bin Salman. La presencia de ambos da cuenta de la magnitud del proyecto, que cuenta con factura española.

El rey y el príncipe tomaron un Ave cada uno para inaugurar este emblemático proyecto de la llamada Marca España. Desde las autoridades españolas aseguran que su intención era acudir. Pero que recibieron el veto de Arabia Saudí poco antes.

El por qué es aún un misterio. Aunque hay quien apunta a que la decisión inicial de la ministra de Defensa de paralizar la venta de armas al país podía ser la causa, otros aseguran que no querían injerencia externa alguna en la inauguración de este gran proyecto.

Venta de armas

Sin embargo, la primera teoría cobra fuerza. Y es que el veto llegaba prácticamente al tiempo que Margarita Robles aseguraba que suspendería la venta de armamento a Arabia. Una decisión que después revocó.

La inauguración, en cambio, comenzó a prepararse en julio. Pero las invitaciones se enviaron a principios de septiembre, cuando el Gobierno de Sánchez aún no había reculado en su decisión.

Así, como único alto cargo de España, el embajador español en Arabia Saudí, Álvaro Iranzo. Tampoco acudieron los presidente de Renfe, Adif y las demás empresas públicas involucradas en el proyecto.

Tras la inauguración, el Ave tiene marcado en el calendario el próximo 11 de octubre. Será entonces cuando tenga lugar su primer viaje comercial. Los pasajeros podrán disfrutar por primera vez del viaje de 450 kilómetros a través del desierto que une Medina y La Meca.

Publicidad

Comentarios