Nicolás Maduro arranca una gira por China y Rusia. Y ¿qué busca el presidente venezolano en esos dos países? Básicamente, un balón de oxígeno económico para la precaria situación de su país.

Publicidad

China y Rusia son prácticamente las únicas potencias que respaldan al régimen de Maduro. Mientras Pekín invierte en tecnología, energía y préstamos, Moscú lo hace en venta de armas. Ahora, el presidente venezolano comienza una gira por ambos países, en la que buscará un balón de oxígeno para la maltrecha economía venezolana.

El gobierno chino ya ha expresado su confianza en la situación política y económica de Venezuela. Maduro correspondió firmando varios acuerdos de cooperación ante la crisis que sufre su país. “China confía en que el Gobierno y el pueblo de Venezuela sean capaces de lidiar con sus asuntos internos dentro del marco legal”, ha dicho el portavoz de Asuntos Exteriores chino, Geng Shuang.

Desde China, además, aseguran que la situación venezolana ha mejorado en los últimos meses. Tanto, que creen que “está activamente promoviendo la reforma financiera y económica”.

Durante su visita, que terminará este domingo 16 de septiembre, Maduro se reunirá con su homólogo chino, Xi Jinping, para firmar esos acuerdos bilaterales. Además, se celebrará un banquete de honor para Maduro y su mujer, Cilia Flores. Y el líder venezolano aprovechará para presidir el decimosexto encuentro de los comité de alto nivel para las relaciones bilaterales de ambos países.

En cuanto a los contratos que se firmarán poco se sabe. Aunque sí ha trascendido que Maduro busca un nuevo balón de oxígeno económico. Según ha filtrado la consultora local Ecoanalítica, el presidente venezolano podría volver con un nuevo crédito. Esta vez, por valor de 5.000 millones de dólares. Y con la ampliación por seis meses del periodo de gracia para el servicio de la deuda.

La falta de reformas económicas y los escándalos de corrupción han llevado a China a mostrarse reacia a seguir prestando su apoyo económico a Venezuela.El gigante asiático tiene grandes inversiones en petróleo. Y es el principal socio financiero del país venezolano. De hecho, en préstamos chinos ha recibido unos 50.000 millones de dólares en la última década.

De ellos, Venezuela todavía debe unos 20.000 millones. Encima de la mesa en esta gira podrían estar las condiciones de pago.

Rusia

Además de China, Maduro tiene como gran aliado a Rusia. Cooperación militar y económica pero también respaldo tras su reelección.

De hecho, es de los pocos lazos comerciales de Rusia con Latinoamérica, donde no tiene muchos socios.

Publicidad

Comentarios