Apple ha pagado durante este año a Irlanda los 13.100 millones que la Comisión Europea le exigía por ventajas fiscales ilícitas y otros 1.200 de intereses.

Publicidad

Apple ha pagado a Irlanda los 14.300 millones de euros que debía en relación a las ventajas fiscales que le ofreció Dublín a la compañía y que la Comisión Europea (CE) declaró ilícitas en 2016.

Así lo ha confirmado el ministro de Finanzas irlandés, Paschal Donohoe, en un comunicado difundido este martes, donde ha subrayado que su Ejecutivo continúa sin aceptar el dictamen de la Comisión y ha presentado una apelación en los tribunales europeos. “Como miembros comprometidos de la Unión Europea, siempre hemos confirmado que recuperaríamos las supuestas ayudas estatales”, ha agregado el ministro.

Tras conocer la noticia, el organismo comunitario ha anunciado que retirará la denuncia impuesta en octubre de 2017 contra Irlanda ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), ya que, tal como ha anunciado en su cuenta de Twitter la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, esto permite a la Comisión “cerrar el proceso judicial para recuperarlas”.

1.200 millones en intereses

Apple ingresó entre el segundo y el tercer trimestre de este año los 13.100 millones de euros que según la CE se ahorró por esas ayudas, más 1.200 millones de euros de intereses, y los cuales han sido depositados en una cuenta administrada por un fondo fiduciario, a la espera de que las cortes comunitarias resuelvan el contencioso.

Bruselas ordenó a Irlanda en agosto de 2016 que recuperara dicha cantidad por las ventajas fiscales de las que Apple se había beneficiado de forma ilegal, ya que la empresa pagaba un impuesto de sociedades del 1% frente al 12,5% que se aplica al resto de empresas en el país. El Gobierno irlandés, en una decisión insólita, apeló para no ‘recuperar’ el dinero. La CE presentó en octubre de 2017 una denuncia judicial contra Dublín.

Publicidad

Comentarios