China celebra su 40º aniversario de apertura donde se ha visto exaltada la imagen del presidente, Xi Jinping. Él mismo ha apostado por su nueva era y ha recordado que es el momento de trabajar unidos para hacer a China más fuerte en el mundo. Sin embargo, no ha concretado nuevas medidas económicas para el gigante asiático.

Publicidad

El proceso de reformas que emprendió China bajo el mando de Deng Xiaoping a partir de 1978 para repudiar el maoísmo y empezar a abrirse al mundo ha cumplido este martes 40 años. Aquellos cambios marcaron un punto de inflexión en el país asiático. Fruto de esa reforma, China ha pasado de una economía depurada a convertirse en la gran potencia emergente del planeta.

Xi Jinping ha querido realzar y reafirmar los valores del Partido Comunista Chino (PCC). Con la canción patriótica que ensalza la figura del Deng Xiapoing, el propio arquitecto del proceso, Xi pronunció un discurso en el que realizó un repaso al ascenso fulgurante del país durante estas cuatro décadas.

“Trabajar para conseguir el sueño chino”

Ese es el eslogan, la premisa que pretende cumplir el presidente para hacer a China fuerte en el mundo. Y lo está haciendo. En estos cuarenta años, China ha conseguido sacar de la pobreza a 740 millones de personas. En términos económicos se representa en una subida del PIB (Producto Interior Bruto) del 1,8% al 15,2%. Unos datos más que convincentes para creer y defender el comercio global frente al proteccionismo.

Una reunión clave

Muchos expertos consideran que esta intervención de Xi Jinping no deja de ser un acto simbólico. Todo apunta a que el día clave es la reunión que se celebrará esta misma semana llamada Conferencia Central de Trabajo Económico de China. En esta reunión se decidirá el futuro más inmediato del gigante asiático en el aspecto económico. Y en él puede ocurrir un recorte de impuestos lo que supondría un incremento del gasto fiscal.

El discurso de Xi Jinping ofreció también un aviso a Taiwán. El presidente chino advirtió que las fuerzas armadas de la República Popular China “nunca permitirán que ninguna pulgada del sagrado territorio nacional se separe de la madre patria”.

Un rival, Estados Unidos

En los últimos años, el crecimiento económico de China ha propiciado que la rivalidad y tensión con EEUU haya aumentado. Y ambas naciones se disputan el puesto de líder mundial.

La intervención de Xi no es ninguna casualidad. Su discurso coincide con las peticiones de reforma del gobierno. La innovación tecnológica o la protección de la propiedad privada son algunas de ellas.

Respecto a la guerra comercial que mantiene con Estados Unidos, China pretende ser paciente y resistente con el objetivo de mantener la tasa de crecimiento.

Publicidad

Comentarios