Los empresarios catalanes han advertido ya a Qim Torra de la pérdida de poder económico que empieza a notarse en Cataluña. Así se lo ha trasladado el presidente del Círculo de Economía, Juan José Bruguera, en un encuentro.

«La pérdida de poder económico de Cataluña empieza a notarse». Así se lo decía Juan José Bruguera, presidente del Círculo de Economía catalán, a Quim Torra, presidente de la Generalitat. Los empresarios pedían además al Gobierno que de prioridad a la gestión del día a día. Y lamentaban que el «conflicto político» lo llene «todo» diariamente.

Bruguera y Torra coincidían en la inauguración de la XXXV Reunión del Círculo, que se celebra en Sitges (Barcelona). Allí, los empresarios instaban a los poderes públicos a compartir con ellos una hora de ruta. El objetivo no es otro que «recuperar la voz y la influencia» de Cataluña en «los centros de poder españoles y europeos».

Y es que aunque Bruguera reconocía que los peores augurios sobre Cataluña no se habían cumplido, «la pérdida de poder económico empieza a notarse». Algo que puede conllevar a un «deterioro» general de la economía catalana.

Inquietudes políticas

Como es habitual, Bruguera ha aprovechado para trasladar a Torra sus inquietudes sobre el clima político. Marcado siempre por el conflicto político catalán.

«A pesar de la gravedad [del conflicto político], nos negamos a pensar que la única perspectiva que haya por delante es el deterioro de la convivencia cívica, la polarización política y la desconfianza empresarial», sentenciaba.

Al igual que en otras ediciones, el Círculo de Economía insiste en la conveniencia de «encauzar» el conflicto catalán «por la vía del diálogo y la negociación».

Comentarios