La Unión Europea prepara nuevas medidas para responder a una eventual imposición de aranceles de Estados Unidos a los automóviles europeos. Una de las respuestas que se barajan es gravar al ketchup y otros productos icónicos estadounidenses.

Publicidad

La Unión Europea no está dispuesta a quedarse de brazos cruzados ante la nueva ofensiva comercial que planea el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Así, Bruselas prepara ya una lista de productos estadounidenses para ser gravados si el mandatario cumple su amenaza de castigar con más aranceles a los automóviles y repuestos europeos.

Actualmente, la UE impone un arancel del 10% sobre los coches estadounidenses que llegan al mercado europeo, mientras Estados Unidos grava a los vehículos europeos al 2,5%. Trump se queja de esta situación y ha amenazado con poner tasas del 20% a los fabricantes del Viejo Continente.

Bruselas no se fía y se prepara para dar respuesta al golpe de 18.000 millones que daría Trump a la industria automotriz europea. En la nueva lista de aranceles que planea la Comisión Europea destaca el ketchup, pero también otros productos como pescado congelado, pasas, maletas o tiritas.

La UE ya recurrió a gravar productos icónicos de Estados Unidos como las motocicletas Harley-Davidson y el bourbon en la lucha contra la primera ronda de aranceles transatlánticos de Trump. Y es que el magnate, a principios de este año, aplicó aranceles a las importaciones de acero y aluminio de la UE como parte de una represión más amplia sobre las importaciones de metales.

CANADÁ YA ATACÓ AL KETCHUP

Europa no sería la primera en atacar al ketchup. Canadá ya contraatacó a la administración Trump el pasado 1 de julio imponiendo medidas punitivas sobre 12.630 millones de dólares de bienes estadounidenses.

Concretamente, introdujo aranceles del 25% en productos de hierro y acero y aranceles del 10% en una variedad de artículos entre los que se incluían alimentos como el café, el ketchup y el whisky y productos de aluminio.

Publicidad

Comentarios