El FMI prevé para España la peor crisis económica desde el crack del 29. Habrá desplome del 8% y el paro podría llegar a rondar el 21%, lo que significa alrededor de 5 millones de desempleados.

Publicidad

La peor crisis desde el crack del 29. Es lo que augura el FMI a España para el próximo año, debido al coronavirus. Las predicciones del Fondo Monetario Internacional prevén una caída del 8% en la economía y una tasa de desempleo de hasta el 21%. Lo que significa que habrá alrededor de 5 millones de parados.

Será una crisis, han dicho, como la sufrida entre 2008 y 2013 pero concentrada en apenas unos meses. De hecho, si se toma como referencia esos seis años, la caída de la economía española fue del 7%. Ahora pronostican un desplome del PIB en el 8% en tan solo seis meses.

Este martes, el FMI publicaba el informe semestral ‘Perspectivas de la Economía Mundial’. Un análisis que se resume en «la mayor recesión de la economía mundial desde la Gran Depresión». Un periodo que abarcó la década de los 30, tras el crack del 29.

Hace apenas tres meses, el FMI preveía que la economía mundial crecería en 2020 un 3,3%. Ahora cree que caerá el 3%. Las previsiones se basan en un escenario en el que la pandemia del coronavirus desaparece en la segunda mitad del año y los esfuerzos de contención se van relajando poco a poco.

Por países, EEUU tiene mejores previsiones que Europa. Y, dentro de las grandes economías, España e Italia son las que peor paradas salen. Si España puede caer un 8%, Italia lo hará en el 9,1%. Nada que ver con el crecimiento del 1,6% y del 0,5% respectivamente que calculaba el FMI hace tres meses a ambos países.

Otro de los grandes problemas, asociados a la economía, será el paro. El FMI calcula que la tasa media de desempleo será de casi el 21%. El nivel más alto desde 2015.

Recuperación en ‘L’

Los economistas no se ponen de acuerdo sobre cómo se recuperarán las economías. El FMI estima que será en forma de ‘L’. Es decir, una caída brusca y un mantenimiento de la misma durante más tiempo del estimado.

Es decir, no habrá una salida rápida a la crisis como algunos auguraban. De hecho, no han sido pocos los economistas que en este tiempo aseguran que se produciría una recuperación en ‘V’. Es decir, un descenso rápido y brusco y una subida igual.

Desde el FMI estiman que el desempleo, por ejemplo, llega para quedarse. Si se cumplen estas expectativas, España tardará unos años en recuperar el nivel de riqueza que tenía en febrero.

Publicidad

Comentarios