El Gobierno ultima ya la ansiada moratoria para pymes y autónomos en el pago de cuotas a la Seguridad Social. Una medida que aliviaría la presión sobre trabajadores por cuenta ajena y pequeños empresarios. Economía ha dado ya el visto bueno.

Publicidad

Después de recibir luz verde por parte del Ministerio de Economía, el de Seguridad Social está ya elaborando el decreto por el que aprobará una moratoria en las cuotas para pymes y autónomos. Una ansiada medida que aliviará la presión sobre ellos en tiempos de crisis.

Es previsible que la moratoria sea aprobada con urgencia este martes por el Consejo de Ministros. Los autónomos llevaban semanas reclamando una paralización de las cuotas ante la imposibilidad de muchos de ellos de hacer frente al gasto en cese de actividad obligado.

Economía había frenado esta moratoria para comprobar si la caja pública tenía capacidad para asumirla. Una vez hecho, ha dejado que el Ministerio de Seguridad Social elabore el decreto con los plazos, cantidades y cifras a aplazar.

Según publica el diario ‘La Razón’ este martes, se ofrecerá una moratoria de hasta seis meses para autónomos y pymes que cumplan los requisitos.

Los pequeños empresarios y los trabajadores por cuenta propia habían redoblado sus críticas al Gobierno por la gestión de la crisis. Señalaban la falta de ayudas directas. Y es que, hasta el momento, solo habían dispuesto avalar los créditos de quienes tuvieran que recurrir a ellos para no cerrar su negocio. Ahora, si el Gobierno consigue ultimar el decreto, pymes y autónomos podrán respirar más tranquilos.

Nuevas medidas

Además de esta ansiada medida, el Gobierno prepara otras relacionadas con el alquiler y las empleadas del hogar.

Para los primeros, pretende avalar créditos de entre tres y seis años a inquilinos que no puedan pagar las cuotas por el coronavirus. Podrán acogerse quienes estén alquilados en pisos de pequeños propietarios.

Se ahorrarán los intereses y la cuantía podrá llegar a un importe máximo de 900 euros. Y hasta el 100% de la cuota.

Y en cuanto a las empleadas del hogar, el Gobierno trabaja en un subsdidio específico. Será para aquellas que hayan perdido su empleo temporalmente o se hayan quedado en paro. Consistirá en una ayuda extraordinaria que duraría un mes. Y equivaldrá al 70% de la base de cotización. Algo que el colectivo ve «insuficiente».

La ayuda podría ir dirigida también a desempleados que hayan agotado la prestación. Y a personas que cuiden de dependientes.

Lo que no entrará en el Consejo de Ministros este martes es la propuesta del ingreso mínimo vital. Una medida en la que trabaja el Ministerio de Seguridad Social. Pero que de momento no tiene cabida.

Publicidad

Comentarios