Japón ha pedido a sus trabajadores que se queden un lunes al mes en casa. Pero, ¿por qué este consejo? El país quiere acabar así con las horas extra de los japoneses.

Publicidad

Es la petición que muchos querrían oír, pero en Japón supone todo un problema. Y es que el Gobierno ha tenido que pedir a los trabajadores que se queden un lunes al mes en casa. Todo, para poder acabar con las horas extra que realizan.

Bajo el nombre de “lunes resplandeciente”, la iniciativa del gobierno japonés espera conseguir reducir las horas extra. Así, ha pedido a los trabajadores que no vayan a la oficina un lunes al mes. Además, quieren así motivar a los japoneses a llevar una vida más equilibrada entre lo personal y lo laboral.

El Ministerio de Economía japonés ha defendido la eficacia de este lunes resplandeciente con un experimento que llevó a cabo el pasado 27 de julio. Entonces, permitió al 30% de su plantilla tomarse la mañana libre.

Los resultados fueron los esperados y por eso quiere ahora presentar la iniciativa al sector privado. Aunque, al igual que el viernes premium, este lunes será voluntario.

Viernes premium

La iniciativa se suma al llamado “viernes premium”, ideada el año pasado para fomentar el consumo. El gobierno incentivó a las empresas para que dejaran a sus empleados acabar la jornada a las tres de la tarde el último viernes de mes. Es el día en que la mayoría recibe sus salarios, por lo que podrían salir a gastarlo.

Aunque en su primer año, eso sí, ha sido recibida con timidez. Sólo el 11% de los empleados participó en la iniciativa, pese a que los negocios y restaurantes ofrecieron descuentos y ofertas especiales.

Y es que el último viernes de mes es crucial para las empresas, ya que cierran cuentas y entregan proyectos. En cambio, el lunes podría ser todo un éxito.

La medida espera recortar las horas de trabajo porque se ha convertido en una cuestión de salud pública. Sólo en 2016, una encuesta revelaba que más del 20% de los trabajadores hacía al menos 80 horas extra al mes. Lo que provoca en muchos casos el llamado ‘karoshi’ o ‘muerte por exceso de trabajo’.

Sólo en 2017 se registraron hasta 236 muertes por este motivo. A las que se sumaron 208 suicidios reconocidos como ‘karojisatsu’. Que es la situación que se da cuando un trabajador se quita la vida debido a problemas derivados del trabajo.

Publicidad

Comentarios