El Gobierno de Trump impondrá aranceles a productos que lleguen de la UE. En España, se subirán las tasas al queso, el aceite de oliva y el vino. De hecho, será uno de los países más afectados por esta medida.

Publicidad

Después del fallo de la Organización Mundial del Comercio (OMC), que sentenció a favor de EEUU en la prolongada disputa comercial, Trump anunciaba que impondrá aranceles a productos importados desde la UE. La orden se hará efectiva el próximo 18 de octubre.

Entre los productos afectados, algunos españoles como el queso fresco, las aceitunas, el aceite de oliva, el vino y productos porcinos.

España se convierte así, junto a Francia, Alemania y Reino Unido en uno de los países más afectados por estos aranceles de importación. La subida de impuestos es la respuesta de Trump a los subsidios que concedieron los Gobiernos europeos a Airbus para el desarrollo del A350 y el A380.

Además, EEUU ha anunciado que productos como los yogures, la mantequilla, las cerezas y los melocotones también podrían verse afectados por la medida.

La OMC ha determinado que EEUU puede imponer a la UE sanciones comerciales por valor de 6.900 millones de euros anuales. Aunque, de momento, se impondrán aranceles del 10% a las aeronaves civiles que el bloque comunitario vende al país americano. Y también el 25% a ciertos productos agrícolas.

Origen de la disputa

Hay que irse quince años atrás para conocer el origen de la disputa comercial entre EEUU y la UE. El enfrentamiento podría terminar en una guerra de aranceles, aunque la Casa Blanca se ha mostrado dispuesta a negociar.

La OMC ha estipulado que la empresa estadounidense Boeing perdió 6.900 millones de euros en ventas. Y ello es debido a los subsidios ilegales de Gobiernos de la UE a su rival europeo, Airbus.

Así, Francia, Alemania, España y Reino Unido ofrecieron a Airbus financiación a un interés más bajo que los de mercado. Eso permitió a la compañía desarrollar algunos de sus modelos más recientes y avanzados. Lo que EEUU considera que daña seriamente a su industria aeroespacial.

Trump ha calificado el fallo de la OMC como un “gran triunfo”. Y además no duda en atribuirse el mérito de la victoria. Dice que la OMC quería que estuviera “feliz” porque sabe que no es favorable al libre comercio.

La comisaria europea de Comercio considera que cualquier medida de EEUU para imponer aranceles sería “miope y contraproducente”.

Publicidad

Comentarios