El Gobierno ya tiene un plan para los alquileres. Finalmente, ha decidido que el Estado avale créditos a seis años a los inquilinos que no puedan pagar la cuota mensual.

Publicidad

No habrá moratoria ni ayuda a los propietarios ni tampoco se suspenderán los pagos. El plan final del Gobierno para los alquileres es avalar con créditos a seis años a los inquilinos que no puedan pagar la cuota mensual.

La propuesta será llevada este martes al Consejo de Ministros. El Estado avalará los créditos sin intereses y a devolver en un periodo de entre tres y seis años para los inquilinos afectados por el coronavirus.

La medida, presentada por el Ministerio de Transportes, está dirigida a personas que viven de alquiler en pisos de «pequeños propietarios». Es decir, según su clasificación, los que tienen menos de ocho viviendas en arrendamiento. Para los que pagan alquiler a «grandes tenedores», como fondos de inversión, entidades financieras o inmobiliarias, se prevén moratorias en el pago de la renta.

De momento no hay datos oficiales. Pero se calcula que entre el 85 y el 90% del mercado de alquiler está en manos de pequeños propietarios. En su mayoría, familias que necesitan esos ingresos para cubrir necesidades. Las inmobiliarias suben ese porcentaje al 95%. Y, por el contrario, los sindicatos de inquilinos argumentan que apenas el 16% lo hace por «necesidad económica urgente».

El borrador del decreto que se debatirá en el Consejo de Ministros incluye medidas antidesahucios y moratorias de pago en viviendas gestionadas por las administraciones públicas.

Rechazo de Podemos

La propuesta, encabezada por Ábalos, cuenta ya con el rechazo de los ministros de Podemos. Éstos abogan por suspender el pago de los alquileres a todos los afectados. Sería una medida a aplicar para dos meses. Lo que se espera que dure la pandemia.

Es lo que reclaman también los sindicatos de inquilinos. Éstos han convocado ya una huelga de alquileres a las familias, autónomos y pequeños comerciantes afectados.

Según sus datos, más de 8.000 personas han avisado desde el pasado 19 de marzo, que no podrán hacer frente al pago de abril, por haber visto sus ingresos reducidos o por haber perdido el empleo.

Publicidad

Comentarios