Trabajo ha dado un paso de gigante al mejorar las ayudas en los ERTE. Un avance importante en las negociaciones con patronal y sindicatos, que ven una buena base de pacto. El objetivo es cerrar un documento esta semana.

Publicidad

La reunión de cinco horas entre Trabajo, patronal y sindicatos volvió a acabar sin acuerdo concreto. Pero las negociaciones sí dieron un paso de gigante. El departamento que dirige Yolanda Díaz ofreció mejorar las ayudas en los ERTE, sentando una base que a los agentes sociales les ha parecido muy buena. El objetivo es cerrar un pacto esta misma semana, pues tan sólo quedan siete días para el final de los ERTE por fuerza mayor.

Sindicatos y patronal someterán a sus órganos de dirección la propuesta de Trabajo para tomar una decisión. Será la primera oferta del Ministerio que los agentes sociales valorarán internamente. Hasta ahora, siempre habían rechazado en las propias reuniones las propuestas del Gobierno. Lo que da buena muestra del paso de gigante que se ha dado.

La clave está en las ayudas a las empresas. Trabajo ha aceptado una mejora significativa para ellas en las cotizaciones a la Seguridad Social, que era la gran exigencia de la CEOE. Trabajo mantiene, eso sí, la propuesta de eliminar los ERTE de fuerza mayor totales. Aquellos en los que toda la plantilla tiene el contrato suspendido. Pero acepta una mejora en los ERTE ETOP ordinarios. Los relativos a razones económicas, técnicas, organizativas o de producción. Trabajo ha propuesto traspasar las exoneraciones de cuotas de los ERTE de fuerza mayor a los de causa ordinaria. Así, las empresas mantendrían buena parte de las ayudas actuales.

Además, el Gobierno se compromete a garantizar el cobro de los ERTE a todos los trabajadores afectados. Lo que significaría trasladar los beneficios de ERTE por fuerza mayor a los ETOP. Los trabajadores mantendrían así la prestación aunque no tuvieran el periodo de cotización necesario. Trabajo se asegura así el respaldo de los sindicatos.

ERTE parciales

El Gobierno acepta mantener los ERTE especiales por el Covid-19 pero de manera parcial. Asegura que no existen ya restricciones a la actividad en la nueva normalidad que impidan la reapertura de empresas. A pesar de ellos sí se mantienen algunas limitaciones, lo que justificaría que las empresas se mantuvieran en ERTE de fuerza mayor parciales. Los sectores que puedan abrir al 100% deberán acogerse a los ERTE ETOP.

Tras la reunión, parece que los sindicatos se muestran más favorables a dar su sí a la propuesta. La patronal considera que todavía hay margen de mejora en la oferta del Gobierno. En concreto, piden más ayudas para los sectores más afectados, ya que tendrán más difícil sobrevivir a la crisis. Las tres partes retomarán las negociaciones este miércoles, después de que los agentes sociales hayan valorado internamente la propuesta del Ministerio.

Sindicatos, patronal y Trabajo tienen siete días para lograr un acuerdo, ya que los ERTE por fuerza mayor finalizan el próximo 30 de junio. Pero el de este lunes ha sido un paso de gigante. Todo parece así indicar que se llegará a un pacto en estos días. Lo que ampliaría los ERTE, con modificaciones, hasta el 30 de septiembre previsiblemente.

Publicidad

Comentarios