¿Por qué son tan importantes las elecciones en EEUU? Los comicios a mitad de legislatura renovarán el Congreso y son un test para Trump. Repasamos las 10 claves principales de esta cita en las urnas.

Publicidad

Este martes, EEUU vive una importante jornada electoral. Trump se somete a un test que podría determinar su presidencia a partir de ahora. Además, el Congreso se renovará, lo que podría afectar también al presidente americano y sus decisiones. Los comicios a mitad de legislatura se convierten así en una cita imprescindible política, que podría resumirse en 10 claves principales.

En estas elecciones se elegirán a 35 senadores y a 435 miembros del Congreso. Además, se suma la elección de 150 cargos ejecutivos estatales. Entre ellos, 36 gobernadores, decenas de alcaldes y consejos locales.

Las legislativas han servido históricamente para revalidar o castigar las políticas del gobierno. Y en 35 de los 38 comicios ‘midterm’, el partido en el gobierno ha perdido poder.

Trump llega a estas elecciones tras una campaña muy agresiva, con la caravana de inmigrantes centroamericanos como principal tema. Pero también con la ruptura del pacto nuclear con Rusia, la polémica elección del juez Kavanaugh para el Supremo, los paquetes bomba enviados contra políticos y personalidades demócratas y el ataque contra una sinagoga en Pittsburgh.

Con todo ello, las 10 claves de estas elecciones son las siguientes.

Escenarios

Hasta tres son los escenarios posibles que se contemplan en estas elecciones. El primero de ellos, continuista. Es decir, los republicanos podrían retener el control de ambas cámaras. Sería algo revolucionario y casi histórico, un éxito sin precedentes.

El segundo de los escenarios sería el de una revolución demócrata. La oposición recuperaría ambas cámaras, aunque es quizá el más improbable de todos.

Y el tercero y más probable es que los demócratas recuperen el control del Congreso pero no del Senado. Lo que dejaría un panorama dividido, una práctica habitual en EEUU.

Campaña

Con mucha falta de interés por parte del electorado, los votantes se enfrentan a la decisión de quitarle o no a la Casa Blanca el control sobre las dos cámaras. La campaña ha estado marcada, además por la falta de liderazgo en el Partido Demócrata. 

Por su parte, Trump ha basado su campaña en la inmigración. Un tema con el que espera convencer a los republicanos más acérrimos.

‘Trumpismo’

Las elecciones servirán también para medir el apoyo al Partido Republicano y la confirmación o no del ‘Trumpismo’. Con una fuerte brecha interna entre los republicanos tradicionales y los ‘trumpistas’, el resultado decantará la balanza hacia un lado u otro.

Riesgos

Trump sigue manteniendo su popularidad entre los republicanos, que varía entre el 87 y el 90%. Si eso se traslada a las urnas, evitaría los riesgos a los que se enfrenta el gobierno republicano, que es básicamente perder el Congreso.

También que se puedan frenar las políticas de Trump, cuestionar los dos jueces conservadores elegidos durante su mandato para el Supremo o la reforma fiscal.

Más candidaturas de mujeres

Estos comicios han estado marcado por el récord de candidaturas de mujeres. Nunca ha habido tantas, siendo 23 para el Senado y 237 para el Congreso. De todas ellas, el 75% representan al Partido Demócrata. Los analistas lo achacan al fenómeno del #MeToo y a la polémica elección de Kavanaugh.

Voto femenino

No sólo han incrementado las candidaturas de mujeres sino también el voto femenino. Las mujeres están muy concienciadas con las elecciones. Un fenómeno que impulsaría a los demócratas, según todos los analistas. El voto de las mujeres decantaría los resultados hacia los demócratas, con el 58% de los votos, frente al 33% de los republicanos.

Voto hispano

EEUU tiene 29 millones de hispanos con derecho a voto. Captar su papeleta es fundamental. Suelen dispersarse y no acudir a las urnas. Con el problema de la inmigración como tema central de Trump, será interesante ver cómo le afecta el voto hispano.

Restricción del voto

Es uno de los grandes problemas de la población de EEUU. Y puede favorecer al Partido Republicano. Cada vez es más complicado registrarse para votar e incluso acudir a las urnas.

En estas elecciones, al menos ocho estados se enfrentan a leyes electorales más estrictas que en 2016. Y otros 23 a más restricciones que en 2010. Entre ellas, las duras normas sobre los documentos de identificación válidos para votar.

Fraude

La sombra del fraude planea sobre estas elecciones legislativas. Las máquinas obsoletas y las debilidades del sistema ponen en alerta al Departamento de Seguridad Nacional. Un temor alimentado por las injerencias rusas en la campaña de 2016.

Consecuencias

Sobre las posibles consecuencias en caso de que ganen los demócratas sobrevuela el ‘impeachement’ o juicio político. Se puede lograr con un mayoría simple en el Congreso, pero se requiere dos tercios del Senado. Que lo convierte en algo “altamente improbable”.

Publicidad

Comentarios