Jair Bolsonaro ha logrado imponer su extrema derecha en Brasil y arrasa en las elecciones. Pese a ello, tendrá que jugarse la presidencia en segunda vuelta, contra Fernando Haddad.

Publicidad

Giro radical en Brasil. Las urnas alzan al candidato Jair Bolsonaro, de extrema derecha, quien acaricia la presidencia tras arrasar en las elecciones. El candidato ultraconservador obtenía el 46,3% de los votos, seguido de Fernando Haddad, que se quedaba en el 28,8%. Los resultados abocan al país a una segunda vuelta, que se celebrará el 28 de octubre.

Autoritario, racista, machista, homófobo… Jair Bolsonaro es un adorador de la dictadura que llevó a Brasil a una de sus épocas más oscuras. Sin embargo, arrasaba en las urnas. Favorito desde hacía semanas, confirmó que el país ha girado radicalmente a la extrema derecha. Sólo la unión de todos los que votaron a otros candidatos impedirá a Bolsonaro llegar a una presidencia que acaricia ya con los dedos.

Serán tres semanas decisivas, sumidas en la polarización entre los dos candidatos. Haddad tiene ahora la tarea de convencer a medio Brasil de que es mejor opción que Bolsonaro. También tendrán que posicionarse el resto de partidos y políticos. Sólo el silencio se interpretará como un apoyo tácito a la extrema derecha.

De momento, algunos de los candidatos que se han quedado fuera de la carrera presidencial ya han mostrado su rechazo a Bolsonaro. Pero su contundente victoria en primera vuelta hace presagiar el giro político de Brasil.

Extrema derecha

Jair Bolsonaro ha llegado a arrasar con un lenguaje agresivo, racista, homófobo y machista. El exmilitar defiende la dictadura militar y la tortura. Líder del Partido Social Liberal, comenzó a arrasar en las encuestas tras ser apuñalado después de un acto electoral.

Bolsonaro ha logrado una aplastante victoria con frases que, sin duda, han levantado una gran polvareda. “Al hijo que empieza a verse así un poco gay hay que darle una buena tunda para cambiar su comportamiento”, dijo en una ocasión.

También mostró su odio a las mujeres: “Ella no merece ser violada porque ella es muy mala, porque ella es muy fea”.

Publicidad

Comentarios