Merkel podría tener ya un socio para salvar al CSU en Baviera después de las elecciones. La formación Electores Libres se muestra dispuesta a crear una alianza.

Publicidad

Aunque el descalabro de Merkel ha sido considerable, Baviera seguirá siendo conservadora. Y es que la presidenta alemana ya está buscando un socio para poder formar Gobierno tras perder la mayoría absoluta.

El principal candidato es Electores Libres (Freie Wähler). Se trata de una peculiar formación liberal-conservadora que ha conseguido obtener el 11,4% de los votos. Con ello, se sitúa como tercera fuerza en la región.

La mejora en las elecciones les permitiría llegar con CSU a los 112 escaños. Algo que supondría superar la mayoría absoluta requerida de 103. Desde la formación ya se han mostrado dispuestos a ser los socios de Merkel. Aunque no se lo pondrán fácil, pues han pedido ocupar ya cuatro o cinco carteras ministeriales.

Fundado en 1974, el parido Electores Libres opera en toda Alemania, adaptándose a las necesidades de cada región.

Electorado centrista

En Baviera gozan de partido propio y funcionan como paraguas estable del electorado centrista. Rechazan votar a las formaciones tradicionales. Entre sus promesas, por ejemplo, las guarderías gratuitas.

Este domingo, lograron alimentarse de los conservadores, socialdemócratas y movilizaron a los abstencionistas. Gracias a ello, un 61% de los alemanes ve con buenos ojos su entrada en el Gobierno.

Su presidente, Hubert Aiwanger, asegura que no son un sucedáneo de CSU. Pero tienen muchos puntos en común. Entre ellos, que es mayoritariamente masculino y obrero.

Publicidad

Comentarios