Donald Trump evaluó hace un año invadir Venezuela para derrocar al chavismo. La información fue revelada por medios estadounidenses citando anónimamente a un alto funcionario de la Casa Blanca.

Publicidad

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, planteó hace un año a su Gabinete la posibilidad de invadir Venezuela para derrocar al chavismo alegando cuestiones de seguridad nacional. La información ha sido revelada por medios estadounidenses, que citan anónimamente a un alto funcionario de la Casa Blanca.

La propuesta de Trump se produjo en agosto de 2017, en una reunión sobre las sanciones sobre Venzuela, en la que estaban presentes, entre otros, el secretario de Estado, Rex Tillerson, y el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Herbert Raymond McMaster, que ya no forman parte del Ejecutivo.

El presidente de Estados Unidos se volvió a sus consejeros y les preguntó: “¿Por qué no invadimos este país tan problemático?”. McMaster y el resto de consejeros le explicaron que una intervención militar podría poner en peligro la relación con el resto de países de la zona. Trump expresó sus discrepancias, debido a que considera un éxito las invasiones de Panamá y la isla de Granada en el Caribe en los años 80.

Todavía así, sus consejeros insistieron en que abandonase la idea. Al día siguiente, se encendieron las alarmas al mencionar en público la posibilidad de “la opción militar” para retirar a Nicolás Maduro del poder. Entonces, los gestores de la administración intentaron minimizar la gravedad de sus palabras, y justificaron que eran unos comentarios propios de un hombre que venía de la televisión.

Apenas un día después de estas declaraciones, Nicolás Maduro Guerra, hijo del gobernante venezolano, advirtió a Trump de que el país petrolero respondería con “fusiles en Nueva York” y tomaría la Casa Blanca en caso de una invasión militar estadounidense.

La relación entre Estados Unidos y Venezuela se encuentra especialmente enquistada desde que Trump asumió la presidencia en enero de 2017. Fruto de esta tensa relación, en los últimos meses, la Casa Blanca ha aplicado numerosas sanciones contra funcionarios y empresas venezolanas e, incluso, llegó a promover una resolución para iniciar el proceso destinado a suspender a Venezuela de la Organización de Estados Americanos (OEA).

MADURO RESPONDE

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha reiterado este jueves su rechazo a una intervención militar por parte de Estados Unidos y ha pedido a la Fuerza Armada no “bajar la guardia ni un segundo” para defender el “derecho” del país sudamericano a “vivir en paz”.

En un acto de ascenso de militares, Maduro ha indicado que “no será jamás una intervención militar del imperio estadounidense una solución para los problemas de Venezuela”.

“Cuando yo hice esta denuncia el año pasado salieron a desmentirme inmediatamente en el propio gobierno de Estados Unidos. Hoy es una confirmación”, ha señalado Maduro al recordar que en su momento lo rechazó.

Asimismo, ha pedido a la Fuerza Armada no “bajar la guardia ni un segundo” porque tiene la “responsabilidad” de defender el derecho a la paz del pueblo venezolano. “Nuestra FANB (Fuerza Armada Nacional Bolivariana) tiene la responsabilidad de estar preparada para defender el territorio nacional en cualquier condición que nos toque, en cualquier momento del tiempo histórico que estamos viviendo; cuidar las fronteras, cuidar los mares, cuidar el territorio, cuidar la estabilidad política”, ha añadido.

Publicidad

Comentarios