Síguenos en redes

¿Qué deseas buscar?

Inbox

Luis González defiende la revisión “caso por caso” de los visados de inspección

El presidente del COFM considera que el interés del paciente “debe primar en cualquier actuación administrativa”, durante una jornada organizada por Fuinsa

Luis González Díez, presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid
  • Instrumentos como el visado automático o el autovisado han permitido simplificar y agilizar el trámite para los ciudadanos durante la pandemia sin registrarse incidencias

El presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid, Luis González Díez, considera que “es necesario revisar, caso por caso, la necesidad o no de mantener los visados de inspección médica, ya que, en estos momentos de crisis sanitaria, solo se puede estar al lado del paciente para dar todas las facilidades de acceso a los tratamientos de forma segura, especialmente en el caso de los crónicos”

Durante su intervención en la jornada organizada por la Fundación de Investigación en Salud (Fuinsa) bajo el título Visados: ¿Aportan o limitan en el SNS?, Luis González ha recordado, en primer lugar, que “nuestro objetivo, como farmacéuticos ya sea de oficina de farmacia, de hospital o de cualquier otro ámbito de ejercicio profesional, es garantizar que los ciudadanos accedan a su medicación con seguridad, en las mejores condiciones y que puedan cumplir los tratamientos, en tiempo y en forma, para que así obtengan los beneficios terapéuticos esperados”.

El presidente del COFM ha defendido que las reservas singulares de las condiciones de prescripción y dispensación “deben estar suficientemente justificadas desde el punto de vista sanitario, ya que añaden un nuevo filtro con muchas contraindicaciones para los pacientes y también para los profesionales sanitarios” en forma, no solo de trámites y demoras innecesarias, sino también de falta de adherencia a los tratamientos.

“Ni los pacientes, ni los profesionales sanitarios deben sufrir las consecuencias de un sistema de control administrativo de los medicamentos que añade burocracia en la gestión de las consultas”, ha aseverado.

En este sentido, ha señalado que solo en Madrid se llegan a visar una media de 44.000 medicamentos al mes, según datos de la Dirección General de Inspección y Ordenación Sanitaria. Y se ha preguntado, a continuación, “si todos los medicamentos especiales sometidos a visado deben estarlo o se trata de una medida desproporcionada que podría alcanzarse a través de otros medios”.

“Una buena noticia para los pacientes”, ha comentado, es el visado automático que la Comunidad de Madrid quiere imponer en el caso de los medicamentos prescritos a pacientes crónicos, cuyo uso es conocido y seguro. Se trata de uno de los primeros resultados de la Mesa de Trabajo constituida el pasado verano por la Consejería de Sanidad del Gobierno regional para analizar la situación de los distintos fármacos sujetos a visado.

También ha destacado cómo, durante la pandemia, la Comunidad de Madrid prorrogó de manera automática la dispensación de medicamentos sujetos a visado entre marzo y octubre. Entre marzo y junio se llegaron a visar, de forma automática, más de 130.000 prescripciones en la Comunidad de Madrid, “sin que consten incidencias con este tipo de fármacos y con la total colaboración de las 3.000 oficinas de farmacia de la región en la dispensación”.

Ha apuntado que “aquello que funciona, que es útil y nos permite agilizar la atención de los ciudadanos, debe convertirse en estándar e implantarse en la práctica habitual, porque contribuimos, además, a la adherencia terapéutica y es calidad de vida para los pacientes”.

Igualmente, ha instado a simplificar el trámite que imponen los visados de inspección mediante el uso generalizado de la receta electrónica o de los autovisados por parte del médico, ya que “se podría agilizar mucho más esta práctica si de control sanitario se tratase”.

“Otra cosa -ha añadido- es que los visados respondan a una cuestión económica y únicamente se utilicen como una herramienta de control y racionalización de los medicamentos financiados para limitar el uso de determinadas terapias o priorizar perfiles de pacientes en función del presupuesto anual”. “Son decisiones que nuestros políticos deben tomar con transparencia y sin hacer trampas”, ha subrayado.
Por último, ha hecho un llamamiento para armonizar criterios y ofrecer respuestas comunes a situaciones que son iguales o parecidas. “No se pueden introducir desigualdades en el acceso de los pacientes a los medicamentos; el paciente debe ser tratado con las mismas garantías y los mismos requisitos en el Sistema Nacional de Salud, independientemente de su condición de asegurado o de residencia, tal y como obliga la Ley 10/2013”.

Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede interesarte

Inbox

Con motivo del Día Mundial, la Asociación Española contra la Meningitis expone “Las caras de la meningitis” en la entrada principal del Hospital Vithas...

Inbox

Cuenta con una amplia experiencia en gstión de servicios, proyectos de salud, modelos de financiación y aseguramiento, gestión clínica e implementación de sistemas de...

Inbox

Ambos instrumentos fijan las condiciones de colaboración y participación de los farmacéuticos en el sistema sanitario

Inbox

Un nuevo e importante paso en su estrategia de humanización del parto

Inbox

Para conseguir de forma coordinada la mejor respuesta ante la Covid-19 y seguir mejorando la atención de las patologías previas, es fundamental que las...

Inbox

Fármacos inductores de la ovulación: una alternativa terapéutica sencilla y eficaz para conseguir embarazo

Inbox

Los nuevos miembros del Instituto Oncológico de la Fundación Jiménez Díaz son especialistas e investigadores de referencia nacional e internacional en este tipo de...

Inbox

Ambas instituciones acuerdan aunar esfuerzos que permitan impulsar actuaciones que promuevan la salud y la prevención del consumo de alcohol en menores