Alemania reabre este lunes tras un confinamiento ligero. O, al menos, no tan severo como en España. Con 140.000 casos confirmados y 4.500 muertos oficiales, el país vuelve a la actividad de pequeños comerciantes y algunos estudiantes.

Los pequeños comerciantes y algunos estudiantes vuelven a la vida normal tras el confinamiento en Alemania. Este lunes reabren los negocios de menos de 800 metros cuadrados, aunque con medidas de seguridad. Lo hacen después de un mes y un confinamiento más ligero que en otros países.

A diferencia por ejemplo de España, en Alemania se ha permitido en este tiempo pasear con los miembros de tu hogar, con los niños y hacer deporte guardando la distancia social.

Ahora, los pequeños negocios pueden reabrir, con un cliente por cada 20 metros cuadrados de local. Tienen que encargarse, además, de que no se formen colas en la entrada. Algunos, incluso, han llegado a contratar a una persona más para cumplir las medidas.

A sus dependientes también tienen que protegerles. Algunos han instalado paneles de plexiglás ante la caja.

El primer paso del desconfinamiento en Alemania permite que se abran los comercios pequeños, de menos de 800 metros cuadrados. También las tiendas de jardinería y bricolaje, algunas cafeterías o puestos de comida al aire libre. Las tiendas de alimentación, librerías y concesionarios de coches también tienen permiso para abrir, cumpliendo con la nueva normativa de seguridad sanitaria.

Todos ellos son la avanzadilla para el resto. En los próximos días, Alemania recuperará la vida normal, tras los 140.000 casos de coronavirus y las 4.500 muertes oficiales por Covid-19.

Vuelta de los estudiantes

El próximo lunes será el turno de los escolares. La mayoría de colegios abrirán el 4 de mayo, tras la desinfección de los centros. También se tomarán medidas para evitar que estén demasiado juntos.

Será el día también en que vuelvan las peluquerías. No así los salones de belleza, de masajes, los locales de tatuajes y prostitución, que siguen bajo prohibición. Y es que el contacto físico es mayor en ellos.

Las normas son generales pero incluyen excepciones por territorios. Por ejemplo, Baviera ha decretado la obligación de llevar mascarilla fuera de casa a partir del 27 de abril. Y retrasará la apertura de los colegios una semana.

Eso sí, como en el resto del país, los días de exámenes se mantienen. Y las clases perdidas serán recuperadas restando días de vacaciones de verano. Cada colegio, además, está presentando sus propias medidas de seguridad. En ellas se incluye la manera en que se va a respetar la distancia de seguridad.

Parece que a Alemania el confinamiento ligero le ha servido. De hecho, no han llegado a estar confinados en ningún momento. Desde Sanidad incluso animaban a salir a la calle a hacer deporte. Desde la semana pasada, la curva pasó a una fase ‘lineal’, en la que cada paciente infecta a otros 0,7, lo que supone un índice inferior a 1.

Los alemanes han puntuado a Merkel con un 70 sobre 100 en la gestión. Si hubiera elecciones, su partido ganaría con el 38% de los votos. Un porcentaje que no alcanzaba en encuesta desde antes de las últimas elecciones generales.

Comentarios