Austria es el primer país de Europa en comenzar a salir del confinamiento. Tomaron medidas drásticas muy pronto y, tras un mes, vuelven a la vida normal. Aunque eso sí, con algunas limitaciones.

Publicidad

El pasado 10 de marzo, Austria se adelantaba prácticamente a todos los países de Europa y cerraba sus fronteras a extranjeros. El 16 de mazo decretaba el confinamiento de su población. Y lo hacía con medidas drásticas, dejando abiertas solo tiendas de alimentación, droguerías y farmacias. Cerrojazo total y duro en todo su territorio para luchar contra el coronavirus. Ahora, este martes es el primero en salir del confinamiento.

Austria volverá así este martes a la vida normal, aunque con condiciones. Tras cuatro semanas prácticamente cerrados a cal y canto, se reabrirán los pequeños comercios, de menos de 400 metros cuadrados. También los establecimientos de jardinería y bricolaje.

Lo harán con condiciones estrictas. No podrá haber más que un cliente por cada 20 metros cuadrados, tendrán medidas adicionales de desinfección y será obligatorio llevar mascarilla en el interior del local. El uso de mascarilla ya era obligatorio desde el lunes pasado en el interior de supermercados y para utilizar el transporte público.

La hoja de ruta del canciller austriaco, Sebastian Kurz, es de reapertura escalonada. Tras las pequeñas tiendas, el 1 de mayo, si todo va bien, abrirán los comercios más grandes. Si la situación continúa favorable, a mediados de mayo o finales reiniciarán su actividad hoteles, restaurantes, salones de belleza y tintorerías. Siempre con medidas especiales.

Bajada de contagios

El Gobierno tomaba la decisión de volver a la vida normal poco a poco ya al ver reducida su tasa de contagios al 1,6%. Algo por debajo del 2% que marcaba este lunes España. Eso sí, no dudarán, han dicho, en volver al confinamiento si ven que la epidemia se reactiva.

En Austria hay confirmados a fecha del 12 de abril 13.945 casos de coronavirus. Y han sufrido la muerte de 350 personas. Se han realizado 144.877 test de diagnóstico. Con una población de 8,8 millones de habitantes, los primeros casos se confirmaban a inicios de marzo.

Con unos 200 infectados, el 10 de marzo, se decretaba el cierre de fronteras.

Aunque se reabran tiendas en Austria, la orden para los ciudadanos es salir solo si es estrictamente necesario. Quienes teletrabajan deberán seguir haciéndolo hasta al menos finales de abril. Sí dejan salir a pasear y hacer deporte, si es en solitario o con personas que viven en el mismo hogar. Los colegios, eso sí, permanecerán cerrados hasta mediados de mayo.

Publicidad

Comentarios