China y Corea del Sur marcan ya la guía para facilitar los viajes de negocios. Se trata de retomar así una actividad más y permitir reactivar la economía entre países.

Publicidad

Asia va un paso por delante en la crisis del coranavirus. Por eso, marcan la guía a Europa en algunos aspectos. Concretamente, ahora China y Corea del Sur comienzan a tomar medidas, que podrían seguirse en el resto del mundo en unas semanas, para facilitar los viajes de negocios y reactivar así la actividad económica entre países.

Tanto China como Corea del Sur tomaron en su momento estrictas medidas de confinamiento. Prácticamente solo comparables a las españolas. Corea, además, monitorizó digitalmente los contagios y los contactos, así como realizar test masivos a la población. Ambos países lograron que la pandemia remitiera y que los nuevos casos no rebasen la decena desde hace semanas ya.

Con medidas de desconfinamiento más relajadas, los dos países miran ahora a los intercambios comerciales. También en fomentar las relaciones empresariales entre países. Pero no es fácil. China cerró sus fronteras a todos los extranjeros el pasado 28 de marzo. Y Corea exige someterse a cuarentena de 14 días a todo al que llegue al país.

Por eso, ambos han acordado ahora crear una guía rápida para facilitar los viajes de negocios entre ambos países. Sin tener que someterse a estrictos controles. Una medida provisional que podría servir de ejemplo para Europa en unas semanas.

Medidas

Para entrar en China, el empresario surcoreano tendrá que solicitar un visado tras estar en posesión de una carta de invitación válida aprobada por la vía oficial. Además, tienen que controlar su salud durante las dos semanas anteriores al viaje. Y dar negativo en una prueba de detección de Covid-19 realizada en uno de los laboratorios asignados por el gobierno en 72 horas previas a su salida del país.

Al llegar a China, tendrán que presentar la invitación, el visado y los resultados de las pruebas de coronavirus. Y pasarán hasta 48 horas en un centro designado. Ahí le realizarán un nuevo test y, si el resultado es favorable, podrá abandonar ese centro y proseguir su viaje.

Para los empresarios chinos que viajen a Corea del Sur el proceso será parecido.

De momento, China solo permitirá a los surcoreanos viajar a diez de sus regiones. Entre ellas, Shanghái. Se espera con ello beneficiar a los sectores de la automoción, logística, producción industrial o servicios técnicos entre otros.

Tras firmar el acuerdo con Corea, desde Pekín han iniciado contactos para ampliar estos viajes a otros países cercanos. Una manera de reactivar de forma segura los viajes de negocios.

Publicidad

Comentarios