El líder del Partido Laborista de Reino Unido, Jeremy Corbyn, ha respaldado las elecciones anticipadas que pretende Boris Johnson. Se celebrarán el 9 o el 12 de diciembre. Gracias a los laboristas, el primer ministro podrá aprobar este mismo martes la nueva ley que permite el adelanto de los comicios.

Publicidad

Tras perder la votación el lunes para celebrar elecciones el 12 de diciembre, Johnson lo volverá a intentar este martes. Ya con el apoyo de los laboristas de Jeremy Corbyn. Lo hará con otro mecanismo, presentando un nuevo proyecto de ley que permita celebrar comicios antes de lo previsto. Solo hará falta que sea aprobado por mayoría simple y no por dos tercios, como era obligatorio en la votación de este lunes.

Fueron primero los Liberal Demócratas los que afirmaron que apoyarían una ley para celebrar elecciones el 9 de diciembre. A cambio, Johnson tenía que abandonar sus intentos de recuperar el proyecto de ley de retirada de la UE. Argumentaron, para la fecha, que el 9 de diciembre los estudiantes universitarios no habrán vuelto a sus lugares de origen y podrían votar, lo cual hace que la diferencia con el día 12 sea relevante.

Laboristas

Corbyn señalaba este martes que se encontraban “listos” para unas elecciones. Y que su apoyo estaba sujeto “a que un Brexit sin acuerdo esté fuera de la mesa”. Además, dijo “haber escuchado por parte de a UE que la prórroga está confirmada”.

Por eso, recalcaba que su condición de no sacar el acuerdo “se ha cumplido”. Y anunció que lanzarán “la campaña más ambiciosa y radical para el cambio real”.

Por su parte, Johnson atacaba el lunes a Corbyn dejándole claro que “no permitiremos que continúe esta parálisis”. “De una forma u otra debemos proceder con unas elecciones”, decía. “Esta Cámara ya no puede mantener a este país como rehén”, concluía.

Publicidad

Comentarios