EEUU a comprado prácticamente todo el stock mundial de remdesivir, el único medicamento aprobado hasta ahora contra el Covid-19. Acapara así la producción de tres meses de este antiviral.

Publicidad

La Administración Trump no se ha andado con medias tintas y ha comprado prácticamente todo el stock de remdesivir del mercado. Se trata del único medicamento aprobado hasta ahora contra el Covid-19. EEUU acapara así la producción de hasta tres meses de este antiviral, dejando al resto de países sin opción al fármaco.

De hecho, hasta septiembre, ningún país podrá adquirir remdesivir a su principal fabricante, Gilead Sciences. El acuerdo del Departamento de Salud americano y la farmacéutica estadounidense así lo impiden. Trump se asegura con su maniobra tener el medicamento en todo los hospitales de EEUU que quieran comprarlo.

El remdesivir es el primer fármaco aprobado por las autoridades estadounidenses y europeas para luchar contra el Covid-19. Está demostrado que acelera la recuperación y reduce la mortalidad de los enfermos. La empresa Gilead posee las patentes de este antiviral en más de 70 países. Al comienzo de la pandemia, distribuyó cientos de miles de dosis para ensayos clínicos en todo el mundo. Lo que agilizó el que se validara como tratamiento contra el coronavirus.

Tras lograr su aprobación, EEUU ha comprado así prácticamente todo el stock de remdesivir. Supone más de 500.000 dosis. «Queremos asegurarnos de que cualquier paciente estadounidense que necesite remdesivir pueda obtenerlo», dicen desde el Departamento de Salud americano.

Una maniobra que ha hecho sonar las alarmas. Muchos creen que, llegada la vacuna, EEUU podría actuar de la misma manera. Y, por tanto, dejar al resto de países sin tratamiento efectivo contra el Covid.

Un medicamento caro

Antes de que EEUU comprase todo el stock, Gilead anunciaba que el precio del fármaco sería de unos 346 euros. Algo más rebajado para los países en vías de desarrollo. Teniendo en cuenta que cada paciente recibe de media cinco días de tratamiento, el precio del medicamento se va a 2.082 euros por paciente. Lo que le sitúa entre los más caros.

Y el precio podría incluso subir, ya que los países no podrán comprar en julio. Y de la producción de agosto y septiembre sólo queda disponible el 10%. Un porcentaje muy bajo que podría causar gran demanda.

Desde el país americano, se recuerda que son los más afectados por la pandemia. De ahí que Trump haya querido hacer acopio de remdesivir, en vista a que la crisis sanitaria vaya más allá del verano.

Negociación de España

Por su parte, España negocia ya el precio con Gilead para rebajarlo de esos 2.000 euros por paciente y tratamiento. Según explicó en rueda de prensa el ministro Pedro Duque, una cosa es la oferta de la farmacéutica y otra el precio que se consiga después de la negociación.

«Tenemos expertos que ahora mismo se pondrán a hacer este tipo de negociaciones y estoy seguro de que lo que necesiten los españoles, lo van a tener», señalaba Duque.

Publicidad

Comentarios