Italia vislumbra ya la caída de la curva de contagios por coronavirus. Se abre la esperanza en el país tras el descenso de casos, que podría llegar a aplanar por fin la pandemia.

Publicidad

Con casi 64.000 casos y 6.000 muertos por coronavirus, Italia es el segundo país, después de China, más afectado por la pandemia. Pero la esperanza se abre paso al registrar un descenso en la curva de contagios. La caída de casos hace pensar que están a las puertas de comenzar a controlar el virus.

En Italia ha pasado ya el tiempo necesario para que las medidas de confinamiento hayan frenado la transmisión del coronavirus. Los expertos coinciden en que el país ha entrado en un punto de inflexión muy importante.

Las dos jornadas seguidas en descenso confirman la tendencia a la baja. Aunque son cautelosos, pues habrá que seguir registrando menos datos de nuevos casos de contagios para poder cantar victoria.

Lo que sí parece claro es que han llegado a su punto máximo. Lo que abre la puerta a la esperanza. Italia vislumbra ya la llamada meseta de la epidemia. Aquella en la que la curva de contagios se aplana. Una fase previa al descenso total.

Eso sí, los expertos piden precaución. Y es que después de dos jornadas de descenso, este martes sufrieron un repunte al aumentar el número de muertes. En un solo día se sumaron 743 fallecidos. Lo que eleva a 6.820 el total desde que comenzó la pandemia en el país.

Los contagios, eso sí, permanecieron a la baja. El número de positivos se sitúa entorno a los 69.000. Desde que se comenzó la epidemia, además, se ha dado de alta a 8.326 personas.

Medidas más duras

Desde hace unos días, Italia aplica medidas más duras de confinamiento para evitar los contagios. El país decretaba el cierre total de todos los establecimientos, salvo aquellos directamente relacionados con la lucha contra el coronavirus.

También han decidido aumentar las sanciones para quien incumpla el confinamiento. El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, anunciaba que se instauran multa de entre 400 y 3.000 euros para quienes incumplan las restricciones.

Publicidad

Comentarios