La nueva idea de Trump es surrealista y ha provocado ya la reacción en Dinamarca. Y es que quiere comprar Groenlandia al país europeo. Los daneses ya han puesto el grito en el cielo: “¿Está loco o qué?”.

Publicidad

El presidente de EEUU, Donald Trump, ha puesto encima de la mesa una nueva y surrealista idea: comprar Groenlandia. Desde Dinamarca ya han preguntado si está loco. Y es que esta región pertenece al país europeo.

Trump ha pedido a sus asesores que averigüen si es posible esta compra. Al parecer, el presidente americano ha mencionado el asunto en varias ocasiones. El diario ‘The Washington Post’ ha señalado que en la Casa Blanca ya se ha discutido sobre la legalidad de la hipotética compra. También del proceso para la adquisición y de dónde saldría el dinero.

Al parecer, los asesores de Trump están divididos. Unos creen que habla seriamente de comprar Groenlandia. Otros consideran que se trata de un capricho pasajero.

Aunque se desconoce el motivo por el que Trump está interesado en comprar esta región, algunos especulan con los recursos naturales. Otros, con la importancia geoestratégica por su cercanía al Ártico.

Groenlandia pertenece políticamente a Dinamarca. Desde 2009, eso sí, maneja todas las competencias excepto política exterior, defensa y política monetaria. Trump visitará el país danés los próximos 2 y 3 de septiembre. Y uno de los asuntos que ocupan su agenda es precisamente Groenlandia.

“¿Está loco o qué?”

Desde Dinamarca ya han respondido a la propuesta. “Debe de ser una broma”, ha asegurado en Twitter el exprimer ministro danés y actual líder de la oposición. La idea de Trump ha sido recibida con sorna por los políticos daneses, que dudan de si es una burla o fruto del estado mental del presidente americano.

“Si es cierto que está pensando en eso, es una muestra definitiva de que se ha vuelto loco. Tengo que decirlo como es: la idea de que Dinamarca venda 50.000 ciudadanos a Estados Unidos es una completa locura”, ha respondido Søren Espersen, portavoz en Asuntos Exteriores del Partido Popular Danés, tercera fuerza parlamentaria.

Publicidad

Comentarios