El Parlamento británico ha rechazado otra votación del plan de Brexit de Boris Johnson. El ‘speaker’ de la Cámara, John Bercow, es quien tenía la decisión en su mano. Y aseguraba que sería “repetitivo” tras votar el pasado sábado.

Publicidad

John Bercow, el conocido ‘speaker’ del Parlamento británico, ha decidido no aceptar una nueva votación del plan de Brexit acordado por Boris Johnson con la UE. Era Bercow quien tenía la potestad de dar luz verde a otra votación este lunes. Sin embargo, considera que sería “repetitivo” porque las circunstancias son las mismas que hace un par de días.

El pasado sábado, el Parlamento británico rechazaba el acuerdo de Brexit al que había llegado Boris Johnson con la UE. El resultado de la votación obligó al primer ministro a pedir una prórroga respecto al plazo de la salida de Reino Unido. Un día establecido en el 31 de octubre.

El ‘speaker’ ha explicado que hay dos cuestiones sobre las que ha estado pensando. La primera, la cuestión de fondo. Es decir, el contenido de la votación en sí. Y la segunda, las circunstancias a considerar.

Tras reflexionar estos días, el presidente de la Cámara ha dejado claro que la votación que proponía el Gobierno es “esencialmente” la misma que la del sábado. Por lo que sería “repetitivo” ponerla encima de la mesa otra vez.

También considera que aunque el sábado no existía la petición de prórroga, es algo “difícil de ver como un cambio significativo de circunstancia”.

Críticas

Aunque muchos diputados han cuestionado su decisión, Bercow se ha defendido de las críticas. “Simplemente he tratado de cumplir con mis obligaciones y de hacer lo que creo que es lo correcto”, ha dicho.

“Y eso es lo que tiene que hacer un presidente del Parlamento”, añadía Bercow.

Este sábado, el acuerdo de Brexit presentado por Johnson ni siquiera llegó a votarse por la falta de apoyos. Algo que ya intuía el primer ministro. La derrota obligaba a solicitar una prórroga a la UE.

Inflexible en ello, Johnson terminaba claudicando. Eso sí, evitaba firmar la carta dirigida a la UE. También mandó otra misiva, esta vez con su rúbrica, en la que aseguraba que conceder esta ampliación “sería un error”.

Publicidad

Comentarios