Theresa May plantea este jueves en el Parlamento una prórroga del Brexit. Algo que comportará una serie de pros y contras para seguir negociando con la UE.

Publicidad

El pasado martes, el Parlamento británico votaba ‘no’ al acuerdo de Brexit presentado por Theresa May. Este miércoles, los diputados también decían ‘no’ a un Brexit sin acuerdo. Y este jueves votarán de nuevo. En esta ocasión, para pedir a la UE una prórroga para poder seguir negociando.

Todo parece indicar que los diputados británicos dirán ‘sí’ a ampliar el plazo, que acaba el próximo 29 de marzo. El próximo paso le corresponde también a Reino Unido, que será pedir formalmente la prórroga.

El Artículo 50 del Tratado de la UE no establece ni el tiempo ni las veces que se puede ampliar el plazo de negociación. La única condición es que debe ser aceptado por unanimidad. Una decisión que corresponde al Consejo Europeo, los jefes de Estado y de Gobierno. 

Posiblemente, la decisión podría tomarse en la próxima cumbre en Bruselas, el día 21 de marzo. Aunque quizá pueda tardar más, en otro encuentro de emergencia si el caos persiste en Reino Unido.

Los tres escenarios que se desprenden de ello son los siguientes:

  1. Que Reino Unido se rinda. Admitiría que no hay forma de lograr un acuerdo y una salida ordenada. Pediría una prórroga para poder coordinar lo mejor posible una marcha no ordenada pero que minimizara las caóticas consecuencias.
  2. La prórroga podría hacer a May lograr la aprobación del acuerdo. Esos meses de más servirían para cambiar las leyes necesarias y completar la ratificación. Sería una extensión técnica.
  3. Por último, es que hubiera un cambio drástico en el sistema político. Necesitarían muchos más meses, incluso años, y dejarían el Brexit en coma inducido. Sería el caso si cae el Gobierno, renuncia o tumban a la primera ministra. Si hay elecciones o si plantean un segundo referéndum.

La decisión de dar una prórroga recaerá en los 27. Aunque el hartazgo es palpable, la mayoría dará ese tiempo extra a Reino Unido.

Elecciones de mayo

En el aire, las elecciones de mayo. Reino Unido está haciendo ya preparativos de emergencia por si tiene que llamar al voto.

Si una vez que se ha conformado el Parlamento Europeo se confirma la salida, se podría reajustar retirando escaños. De hecho, la Eurocámara lo tiene ya previsto.

Publicidad

Comentarios