Wuhan ha subido ahora su cifra oficial de muertos por coronavirus en un 50%. En la ciudad achacan la actualización a «errores, retrasos y omisiones» previas. El total en la ciudad se situaría ahora en los 3.869 fallecidos.

Desde hace días, y sobre todo viendo la tasa de mortalidad y contagios en otros países, muchos son los que ponen en duda las cifras oficiales del coronavirus en China. Y quizá la actualización ahora de los números en Wuhan les den la razón. La ciudad origen de la pandemia ha sumado hasta un 50% más de muertos por Covid-19. Y achaca el aumento a los «errores, retrasos y omisiones» que se produjeron.

La ciudad china reconoce ahora que muchos casos «se registraron erróneamente». Por lo que sube el número total de muertos a 3.869. Lo que significa un 50% más (1.290 personas). Con los nuevos datos, el balance oficial de fallecidos en toda China a causa del coronavirus alcanza los 4.632.

Una cifra muy baja si se tiene en cuenta la población del país y, sobre todo, la letalidad que se está dando en otros países como Italia o España.

En los datos comunicados a la Comisión Nacional de Sanidad china, Wuhan también ha revisado al alza el número de casos confirmados. En esta ocasión suma 325 positivos, lo que deja el total en 50.333 desde que comenzó la pandemia allí. El número total en China supera los 80.000 contagios.

Las cifras se han revisado, según el Ayuntamiento de Wuhan, para incluir a pacientes que fallecieron en sus casas sin haber recibido tratamiento en hospitales. Centros sanitarios totalmente desbordados en los primeros días tras el cierre de la ciudad.

Colapso

Durante el pico de la epidemia, explican, los hospitales prácticamente entraron en colapso. Funcionaban «por encima de su capacidad». El personal médico estaba ocupado en proporcionar tratamiento y salvar a los infectados. Eso dio como resultado «errores, retrasos y omisiones» en el registro oficial.

La corrección, aseguran, «muestra el respeto por cada vida» perdida a causa del Covid-19. «Lo que hay detrás de los datos de la epidemia son las vidas y la salud del público en general, así como la credibilidad del gobierno», ha dicho un funcionario del Gobierno.

Las cifras de la Comisión de Sanidad china habían sido puestas en entredicho por la letalitad del coronavirus en otros países. Y porque en medios locales y redes sociales chinas se hablaban de las largas colas de familiares para recoger las cenizas de sus difuntos. Los números no cuadraban desde hacía días. Aunque con esta actualización aún muchos creen que son cifras que están por debajo de la realidad.

El propio presidente francés, Emmanuel Macron, expresaba sus dudas sobre la gestión china de la epidemia. Y puntualizaba que «claramente hay cosas que han sucedido que desconocemos».

Comentarios