De nada le sirvieron a Bertín las confesiones, secretos y declaraciones de Jorge Lorenzo en ‘Mi casa es la tuya’ este pasado miércoles. El motociclista se convirtió en TT en Twitter pero el programa marcó un nuevo mínimo de audiencia que agrava su crisis de público.

Publicidad

Varios meses después de grabar la entrevista con Jorge Lorenzo, ‘Mi casa es la tuya’ encontró por fin hueco para emitirla. Bertín abría esta vez las puertas de su casa para recibir a uno de los pilotos de motos más carismáticos y que peor imagen tiene para muchos. Chulo o prepotente son algunas de las ‘lindezas’ que los aficionados le han dedicado. Su enfrentamiento con Pedrosa y con Rossi ha creado de él una imagen que estaba dispuesto a cambiar frente a Bertín.

Y lo consiguió, a tenor de los comentarios que en Twitter se generaron al respecto. Sus confesiones, la historia de su vida y algunas de sus declaraciones abriéndose en canal la coraza que lleva puesta le convirtieron en TT en la red social, donde muchos alabaron su valentía a la hora de tocar ciertos temas, como la separación de sus padres, el enfrentamiento con su padre o la decisión de tener que dejar de estudiar para triunfar en los circuitos.

Entre sus confesiones, la decisión que tuvo que tomar siendo bastante joven ante la separación de sus padres. El piloto aseguró que, si quería triunfar, debía irse a vivir con su padre y no dudó un segundo en perseguir su sueño, pese a que fue una de las decisiones más difíciles de su vida.

Un antes y un después en una vida que arrancaba casi pegada a una moto. Y es que con apenas dos años, su padre le hizo ya su primera moto. Precoz en el motociclismo, su carrera le llevaba a tener que renunciar a los estudios muy pronto. De hecho, el piloto confesaba no tener la educación obligatoria terminada.

“Dejé los estudios en 3º de ESO, no acabé. Me falta un año para acabar el instituto. Mi padre y mi exmánager decidieron conjuntamente que lo mejor era centrarme solamente en las carreras, en las motos”, contaba Jorge Lorenzo.

El piloto relató también cómo se sentía después de cada accidente y reconoció haber tenido miedo a la moto en muchos momentos.

Su rivalidad con Pedrosa y con Rossi ocupó también gran parte de la entrevista. Sincero como pocos, Jorge Lorenzo confesaba que parte del enfrentamiento se debía también a la propia guerra que mantenían los mánagers de ambos. Sin embargo, las cosas están más calmadas hoy día y el piloto mallorquín intentó incluso restar importancia a esas duras peleas fuera y dentro del circuito. Tanto es así que Lorenzo no dudó en asegurar que estaría dispuesto a cenar y compartir otro ‘Mi casa es la tuya’ con ambos pilotos.

Fuera de circuito, Jorge Lorenzo no es un hombre de prensa del corazón. Sin embargo, sí se dejó llevar por Bertín y contó que sólo había estado enamorado dos veces en su vida, reconociendo además que eso “de entrar a las chicas, ya más complicado”, mostrando su timidez en este aspecto. Además, no dudó en asegurar que llevaba bien las relaciones a distancia.

Jorge Lorenzo se abrió en canal y su programa fue TT en Twitter, pero eso no sirvió de nada a un Bertín que vuelve a marcar mínimo y agrava la crisis de ‘Mi casa es la tuya’, que no levanta cabeza.

Sin ‘Tiempos de guerra’ como principal enemigo, el programa de Telecinco no supo aprovechar el día festivo y marcó un nuevo mínimo de público. El espacio se queda así en un 10,7% de share y 1.421.000 espectadores de media, siendo superado por Antena 3 con la película ‘El séptimo hijo’ (14,7% y 1.826.000).

 

Publicidad

Comentarios