Las lágrimas por Gabriel han sido muchas. A las de sus padres y allegados se han unido las de los periodistas en directo. El caso ha irrumpido en la televisión con fuerza y muchos han sido los que no han podido evitar emocionarse durante las informaciones. María Casado o Isabel Jiménez entre ellas.

Publicidad

“Somos periodistas, pero también somos personas”. Así resumía a la perfección Ana Rosa Quintana el pesar de una de sus reporteras, Lucía Valero. La profesional no podía evitar las lágrimas al informar desde la puerta de la Catedral de Almería. Allí se oficiaba el funeral por el pequeño Gabriel, después de casi quince días de búsqueda e investigación.

La reportera Lucía Valero
La reportera Lucía Valero

Pero Lucía no ha sido la única que se ha roto estos días en directo. El pasado viernes, sin ir más lejos, María Casado e Isabel Jiménez se emocionaban hasta la lágrima delante de la cámara.

A la presentadora de Informativos Telecinco le costaba terminar de dar paso a una de las reporteras de la cadena. Isabel explicaba que toda la provincia de Almería se había volcado y que desde toda España llegaban ‘pescaítos’ en apoyo a la familia. Su voz se quebraba y no podía evitar agachar la cabeza antes incluso de salir de pantalla.

Isabel Jiménez
Isabel Jiménez

Ese mismo día, María Casado repetía la escena. La presentadora se emocionaba al hablar de los ‘pececitos’ antes de la concentración en Almería. Después, tras ver la entrevista con los padres de Gabriel y antes de despedirse de la audiencia, se rompía de nuevo.

Este martes, María volvía a llorar durante la conexión con el funeral por Gabriel. “Estamos pasando un mal rato como todos ustedes estarán pasando en sus casas. Ha sido un dolor compartido por todo. Quien no se emocione hoy, no tiene un corazón, tiene una piedra”, decía la periodista.

La reportera de Noticias Cuatro Ana Martín también repetía lágrimas. Durante la capilla ardiente del pequeño, se emocionaba hasta la lágrima: “El ambiente que se está viviendo aquí cuando salen emocionados, nos cuentan lo que han vivido es imposible no emocionarse, no sentir que Gabriel ya es parte de todos nosotros”.

El caso de Gabriel ha tocado de lleno a todos los periodistas, que no han podido evitar mostrar su dolor en pantalla.

Publicidad

Comentarios