Publicidad

AVISO ‘SPOILERS’

En pleno julio, el invierno ya está aquí. La superproducción televisiva ‘Juego de Tronos’ ha regresado esta madrugada y las redes sociales arden con ‘Rocadragón’, el primer episodio de la séptima temporada, que ha cosechado, en su mayoría, comentarios positivos.

La carta de presentación de esta séptima temporada ha sido un capítulo de 59 minutos de duración, en el que han aparecido todos los protagonistas y que ha dejado con ganas de más a casi todos. En él se ha situado a los personajes en el tablero, se han contado cosas que han pasado en el tiempo desde que los dejamos y se ha sembrado alguna pista de lo que puede venir en adelante

Fiel a su estilo, ‘Juego de Tronos’ ha regresado con una masacre. Lo más recordado de este ‘Rocadragón’ probablemente será su escena inicial. Esa en la que Arya Stark acaba con la vida de los hombres más cercanos a Walder Frey, al que ya asesinó al final de la sexta temporada. Su frase de despedida quedará ya para el recuerdo de los fans de la serie: “Cuando pregunten qué pasó, di que el Norte no olvida. Diles que el invierno ha llegado a la casa Frey”.

En torno al final del episodio se ha producido uno de los regresos más esperados. Jorah Mormont, quien llevaba una larga temporada en paradero desconocido, aparece en Ciudadela de Antigua. Realmente solo aparece su brazo, que presenta un aspecto un tanto raro, y que asoma de su celda para preguntarle a Sam si ha llegado ya Daernerys.

Y hablando de Daernerys, ella ha sidola encargada de cerrar este primer capítulo, en el que precisamente llega a Rocadragón (representada en el País Vasco) en compañía de sus dragones y Tyrion. Junto a éste último se reúne en una sala. Ella mira un mapa de los Siete Reinos y lanza una pregunta: “¿Comenzamos?”

Una de las sorpresas de este regreso de ‘Juego de Tronos’ ha sido sido el cameo de Ed Sheeran. El cantante británico ha intervenido brevemente en el minuto 39 del capítulo, en una escena en la que aparece el personaje de la joven Arya Stark (Maisie Williams).

Sheeran canta junto a un grupo de soldados alrededor de una fogata en un bosque, cuando Arya llega montada sobre un caballo. Entonces el grupo invita a la joven a sentarse con ellos para comer y tomar un “vino de ciruelas casero”.

El personaje de Sheeran intercala unas palabras con la hija del decapitado Ned Stark, incluso el soldado interpretado por el británico toma a broma la advertencia de ella de matar a la reina Cersei.

En el diálogo, Arya Stark le pregunta al personaje de Sheeran por la letra de la canción que entonaban (‘Las manos de oro siempre son frías, pero las manos de una mujer son cálidas’). “Es una canción bonita, nunca la he escuchado antes”, dice Arya y Sheeran responde: “Es una nueva”.

Ahora habrá que esperar hasta el próximo siguiente lunes para continuar con la temporada, que finalizará el 28 de agosto después de emitir los siete episodios que conforman esta séptima temporada, la más corta hasta la fecha, por lo menos hasta que se estrene la octava, que está previsto que tenga únicamente seis capítulos.

Publicidad