‘Supervivientes’ no dudó en trampear la primera parte de la final. Algo que cabreó a la audiencia, que ‘cazó’ el engaño al vuelo, y nunca mejor dicho, ya que el momento fue con el helicóptero.

Publicidad

‘Supervivientes’ creyó que la audiencia es tonta, y nada más lejos de la realidad. El programa intentó trampear la primera parte de la final con la llegada del helicóptero. Sin embargo, el público ‘cazó’ el engaño al vuelo, no sin el consiguiente cabreo. Y es que el reality intentó hacer pasar por directo algo que habían grabado horas antes.

Intentando alargar el programa más exitoso de la temporada, Telecinco planeó una primera parte de final con varios momentos cumbres. Las llegadas a plató de Joao y Hugo y el aterrizaje de Raquel y Sergio fueron algunos de ellos. Estos dos últimos tenían que enfrentarse a la decisión de la audiencia. Y sólo uno podría vivir la final de este jueves, junto a los ya finalistas Sofía y Logan.

Hasta ahí, todo marchaba según lo previsto. Una gala algo aburrida pero dentro de lo esperado. Hasta que llegó el helicóptero. Jorge Javier anunciaba que en directo, los nominados llegaban a los estudios de Mediaset. Y, efectivamente, se veía cómo un helicóptero se posaba en el parking de las instalaciones. La audiencia, sin embargo, ‘cazó’ rápido el engaño.

El aparato descendía casi en pleno día, mientras el reloj marcaba ya casi las 23:00 horas. ¿Cómo podía ser? Los comentarios en Twitter con el trampeo no se hicieron esperar.

El trampeo no coló ante la audiencia y las redes ardieron. Por eso, Jorge Javier tuvo que confirmar que las imágenes eran grabadas. “Son las once de la noche. Estamos en riguroso directo, pero por cuestiones de seguridad aeronáutica el helicóptero no podía aterrizar más tarde de las 22.00 horas de la noche, por eso hemos tenido que grabar la llegada del helicóptero con unos 20 minutos de diferencia”, decía. Eso sí, los 20 minutos tampoco eran reales, a juzgar por la cantidad de luz que había.

La audiencia también comentó estas explicaciones, haciendo alusión al engaño.

Muchos se preguntaron además qué habían estado haciendo Sergio y Raquel desde que aterrizaron hasta que conectaron con Jorge Javier. Aunque el televoto estaba abierto, parecía que los finalistas hubieran grabado también sus respuesta. Y es que incluso contestaban antes de que el presentador terminara de preguntar.

La audiencia sabía que algo no cuadraba. Aunque la gala era en directo, las imágenes eran grabadas. A pesar de ello, Jorge Javier supo llevar bien la situación.

Joao y Hugo

En plató, las llegadas de Joao y Hugo eran lo más esperado. El Maestro se dejó llevar y protagonizó algunos de los momentos más divertidos de la noche. Su juego con Jorge Javier o su ternura con su madre fueron lo más entretenido de una gala aburrida.

Después, llegaría Hugo, que tenía poco que contar salvo sus peleas con Sofía. Y, después, Sergio, que se queda sin ser finalista. El influencer se quedaba a las puertas y bastante decepcionado.

Y es que Raquel llegaba a finalista sin haber hecho nada físicamente. O, al menos, siendo la peor de entre sus compañeros.

Este jueves tendrá que jugarse el maletín de los 200.000 euros contra Logan y Sofía. Ésta última parece ser la gran favorita.

Publicidad

Comentarios